República Digital - Indotel Anuncio

27 de enero del 2021

Opinión

La gente quiere sangre

Si alguien hubiera salido ayer a la calle a preguntarle a la gente su opinión sobre los apresamientos del domingo habría confirmado porqué salió del poder el PLD, y por el tono con el que muchos se expresaban sabrían también que lo que quiere es sangre, es decir ver tras las rejas, y devolviendo lo […]




Si alguien hubiera salido ayer a la calle a preguntarle a la gente su opinión sobre los apresamientos del domingo habría confirmado porqué salió del poder el PLD, y por el tono con el que muchos se expresaban sabrían también que lo que quiere es sangre, es decir ver tras las rejas, y devolviendo lo que se robaron, a los corruptos del pasado gobierno, por lo que no debería sorprender que confunda abuso con justicia. ¿Pero saben qué? Tampoco le importó mucho la forma en que fueron apresados, que según la dirigencia del PLD constituyó un atropello al debido proceso y la dignidad de los detenidos y sus familias, probablemente porque no hay que retroceder mucho en el tiempo para recordar el show montado por el entonces Procurador Jean Alain Rodríguez cuando apresó, con un aparataje que incluyó hasta camarógrafos, al primer grupo de acusados del caso Odebrecht; uno de los cuales, vaya ironía, se encontraba presente en la rueda de prensa del PLD pero no dijo esta boca es mía, tal vez porque el episodio le recordó uno de los momentos más amargos de su vida y todo por culpa de quien estaba sentado a su diestra. ¡Qué cruel, extraña y retorcida puede llegar a ser la política! Pero el espectáculo apenas empieza, y el público expectante no solo lo sabe sino que también lo desea, y no parece haber dudas de que será complacido. En cuanto a la dirigencia del PLD, colocada contra las cuerdas luego de los apresamientos del domingo, además de contratar a los mejores abogados que el dinero puede pagar, lo que de seguro no será problema, debería empezar a buscar el argumento con el que se defenderán ante la opinión pública de las acusaciones que le lloverán, recordándoles que lo de persecución política ya está muy desacreditado y que alegar que son víctimas de una trama del gobierno ejecutada a través del Ministerio Público ya fue usado por los acusados del caso Odebrecht, y que nadie, salvo ellos mismos, les ha creído. Por: Claudio Acosta.

Noticias destacadas