Opinión

Por una educación para el cambio en medio de la tempestad

Por Tirso Mejía Ricart.


Viernes, 31 de Julio de 2020

Por Tirso Mejía Ricart.

2 de 2

Se impone una renovación total de las bases institucionales de la educación: filosofía, planes de estudio, métodos y programas; que permitan un mejoramiento sustancial, tanto en el orden cualitativo como cuantitativo, de la educación dominicana.

La educación dominicana requiere con urgencia que se implante una severa supervisión de todo el quehacer docente, que asegure la ejecución de todo el proceso en beneficio de la población escolar y detenga el avanzado deterioro que se observa por doquier en el personal docente, que abarque a los directores, los maestros, los padres y la policía escolar, que son cambios fundamentales para una verdadera Revolución Educativa.

1) Debe establecerse una estructura de la matrícula escolar, que sin mayores gastos pueda multiplicar el número de ciudadanos con educación terminal en los diferentes niveles de formación, y que permita el funcionamiento eficiente de escuelas de un solo maestro en las zonas rurales, estableciendo los ciclos siguientes:

a) La educación inicial debe integrarse a toda la población por dos años, que debe ser manejada básicamente por los ayuntamientos, bajo supervisión del Ministerio.

b) Primaria Básica de 4 años de alfabetización funcional, y aritmética elemental, así como nociones sobre la naturaleza, la salud y el civismo, susceptibles de ser ofrecidos incluso en escuelas de un solo maestro y aula en dos tandas de trabajo, sin promoción automática.

c) Un ciclo de Primaria Superior de 4 años, complementario del anterior, con lecciones de inglés, ciencias sociales y naturales y nociones de agricultura, artesanía, dibujo y artes escénicas.

d) Un ciclo de Educación Media, Académica o Vocacional de 2 años, sobre todo en la zona rural, donde se provea educación científico-humanística, complementaria y vocacional, inmediatamente después de la primaria completa con (8 años).

e) Un ciclo de Educación Media Superior por 2 años, de orientación académica o técnico-profesional, en dos a tres años, según los casos, con opción al título de bachiller en diferentes menciones.

2) Debe procederse a la revisión de los diferentes planes y programas de la enseñanza media, para que sean coherentes y relacionados con los requerimientos del país a ese nivel.

3) Debe contribuirse a reforzar una estructura de educación superior que impida la proliferación de centros de estudios superiores que no mantengan un nivel científico y tecnológico acordes con los títulos que otorgan. Asimismo, debe estimularse en las universidades la universalización de los siguientes ciclos:

Un ciclo de 1 año de formación científica básica y humanitaria susceptible de ser con exámenes de nivel.

Un ciclo de 2 a 3 años de formación pre-profesional o técnico.

Un ciclo profesional de 2 a 3 años.

Un ciclo de postgrado de 1 a 3 años diplomado, maestría o doctorado.

Diseño web profesional en Santo Domingo