Opinión

Solidaridad con China

La República Popular China enfrenta hoy un gravísimo problema ambiental, además de la insoportable contaminación de miles de plantas a carbón, esta vez con la presencia de un virus de cepa nueva identificada como Coronavirus, que la aldea planetaria debe convocarse a una, solidarizándose con una tragedia que amenaza seriamente su población y economía, y al planeta.


Martes, 25 de Febrero de 2020

La República Popular China enfrenta hoy un gravísimo problema ambiental, además de la insoportable contaminación de miles de plantas a carbón, esta vez con la presencia de un virus de cepa nueva identificada como Coronavirus, que la aldea planetaria debe convocarse a una, solidarizándose con una tragedia que amenaza seriamente su población y economía, y al planeta.
Coronavirus, se afirma, surge de una civeta que ingirió un murciélago, que incuba el Coronavirus, un chino ingirió la civeta, originando esparcir el letal virus.
La dieta china es inmensamente variada, y testigos visitantes de China confirman que los chinos comen todo animal y vegetal, serpientes, alacranes, cucarachas, saltamontes, ratas de bambú y otras, cacatas, escorpiones, consecuencia de las reiteradas hambrunas sufridas ancestralmente, específicamente durante el trayecto de conformar la sociedad comunista.
Durante la Larga Marcha, El Salto Adelante, La Revolución Cultural y la colectivización de las tierras, protagonizada por Mao Tse-tung para consolidar su proyecto comunista, China padeció terribles y traumáticas hambrunas.
China es el tercer país con mayor extensión territorial luego de Rusia y Canadá, su población excede los l,500 millones, PIB l.8% mundial, manufactura 25% mundial, economía ha crecido durante 20 años el l0%, luego de la tesis salvadora de Deng Xiao-ping que en l989 decretó: “Una China, dos sistemas”, clonada por Vietnam.
China es un gigante que durmió 49 años perdidos, desde l949 hasta l989, anestesiada por la economía planificada de politburó, y despertó justo ese l989, dominando planetariamente la manufactura industrial pequeña, con el soporte de mano de obra sin reclamos, reduciendo los costes que resultan imposibles en otras economías.
Hoy, China requiere y merece que la comunidad mundial le extienda la mano, por aquello de que hoy por ti, mañana por mí.

Por: Ubi Rivas.