República Digital - Indotel Anuncio

04 de diciembre del 2020

Opinión

Transparencia Vs. impunidad

Ellis Pérez. Al acercarse a los 100 días este nuevo go­bierno de Luis Abinader, re­pito el título y el párrafo centrar de un artículo an­terior. En estos tres meses y pico, el Presidente Abinader ha mostrado que su estilo y forma de actuar no se pa­rece a ninguno de nuestros mandatarios anteriores. Que su modelo […]




Ellis Pérez.
Al acercarse a los 100 días este nuevo go­bierno de Luis Abinader, re­pito el título y el párrafo centrar de un artículo an­terior. En estos tres meses y pico, el Presidente Abinader ha mostrado que su estilo y forma de actuar no se pa­rece a ninguno de nuestros mandatarios anteriores. Que su modelo refleja parte de lo que los nuevos tiem­pos requieren hoy en día, a saber: apertura hacia el mundo exterior, poco tiem­po en su despacho y mucho tiempo en interacción con actividades, instituciones, grupos y personas ligados a los principales hechos del acontecer nacional. Dispuesto a conversar, a explicar y hasta a corre­gir inmediatamente situa­ciones que lo ameritan. En todo esto, indudablemen­te que se ha producido un cambio. Al fin y al cabo so­lo estamos en los innings de un juego a nueve entra­das. Casi el juego entero está por delante. “Si revisamos la cultu­ra dominicana inmediata­mente después de la dic­tadura hasta el día de hoy, encontraremos que nos he­mos acostumbrado a reci­bir sueldos bajos de parte del Estado y a “buscarnos” lo que falta, de cualquier manera posible, y hemos hecho una maestría en esa especialidad. De ahí que le resulta muy difícil a un pre­sidente, como en este ca­so Luis Abinader, cumplir con el propósito de lograr la transparencia y eliminar la impunidad. Hay algunos pasos, como la independencia del Minis­terio Público que ya se han iniciado, se esperan otros inminentes. Luce que el Se­ñor Presidente va a necesi­tar no solo a sus más capa­ces técnicos en economía y ámbito jurídico, sino tam­bién, a uno que otro zorro político con sobrada expe­riencia que lo ayude a tran­sitar el tortuoso camino por delante ante adversarios que tienen sobrada capaci­dad de respuesta”. Los países, en sentido general siempre tienen sus necesidades de creci­miento y mejoría, espe­cialmente en las áreas de salud, economía, educa­ción y vivienda. Hoy en día, por encima de to­do está la atención al vi­rus Covid-19 que afec­ta el diario vivir en todas sus facetas. Si algo debe­mos jerarquizar en el pre­supuesto actual y el del próximo año es lo que tiene que ver con la ayu­da social que necesita la gente para sobrevivir, si el virus mismo no se los lleva. Deberemos sacri­ficar una que otra inver­sión para atender el cui­dado de la gente en lo que la pandemia cede después que llegue la va­cuna.

Noticias destacadas