Opinión

¿Una sola fábrica?

Las semanas que precedieron a la pasada reunión del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) estuvieron amenizadas por un conjunto de actos, reuniones, lanzamientos y proclamas de los precandidatos a la presidencia de la República por ese partido y tengo que reconocer que la mayoría de los anteriormente llamados “delfines” tuvieron impresionantes actuaciones, no como aprendices de presidentes, sino como excelentes pupilos o alumnos de los más destacados “arregladores del país” hipócritas y demagogos que son calificados como “políticos”, ya que hicieron galas de sus conocimientos sobre cómo pintar y prometer el país que todos queremos sin tocar, ni con el pétalo de una rosa, con qué dinero lo van a lograr que no sea cogiendo más préstamos y vendiendo más bonos soberanos en las narices del pueblo indefenso, marcado por la ignorancia sobre economía política y el fardo de la corrupción expandida con más estragos que cualquier huracán.


Miercoles, 14 de Agosto de 2019

Las semanas que precedieron a la pasada reunión del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) estuvieron amenizadas por un conjunto de actos, reuniones, lanzamientos y proclamas de los precandidatos a la presidencia de la República por ese partido y tengo que reconocer que la mayoría de los anteriormente llamados “delfines” tuvieron impresionantes actuaciones, no como aprendices de presidentes, sino como excelentes pupilos o alumnos de los más destacados “arregladores del país” hipócritas y demagogos que son calificados como “políticos”, ya que hicieron galas de sus conocimientos sobre cómo pintar y prometer el país que todos queremos sin tocar, ni con el pétalo de una rosa, con qué dinero lo van a lograr que no sea cogiendo más préstamos y vendiendo más bonos soberanos en las narices del pueblo indefenso, marcado por la ignorancia sobre economía política y el fardo de la corrupción expandida con más estragos que cualquier huracán.
Ya se materializó el calificativo leonelista para su partido como “fábrica de presidentes”; de un tiro saltaron al ruedo once (11) pre candidatos, pero, como decimos aquí, “nunca falta un pelo en un sancocho” y es que el promotor de la idea está compitiendo junto con la primera producción de la fábrica, digamos que como una forma de darles una prueba o entrenamiento en el terreno; pero se rumora que hay otra industria productora que va a ensayar creando un prototipo al vapor, extraído de este primer grupo de egresados, el cual será “Racing-Turbo” con tecnología P.E. (poder ejecutivo) para que en la carrera presidencial no le vean ni la cola, a pesar de lo larga que es, según dicen algunos.

Por: Eusebio Rivera Almódovar.