República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Opinión

¡…Otro plan macabro!

Oscar Medina. Al presidente Danilo Medina le han aconsejado que en lugar de ignorar o darle el frente al movimiento anticorrupción “se monte sobre la ola” suscribiendo un acuerdo similar al que firmó Guatemala en el año 2006 con Naciones Unidas para crear una Comisión Internacional contra la Impunidad en la República Dominicana. Semejante iniquidad […]




Oscar Medina.
Al presidente Danilo Medina le han aconsejado que en lugar de ignorar o darle el frente al movimiento anticorrupción “se monte sobre la ola” suscribiendo un acuerdo similar al que firmó Guatemala en el año 2006 con Naciones Unidas para crear una Comisión Internacional contra la Impunidad en la República Dominicana. Semejante iniquidad contravendría la Constitución de la República en sus artículos 2, 3 y 4 que establece los principios de soberanía, de no injerencia de poderes extranjeros y de la separación, independencia e impedimento de delegación, de responsabilidades que pesan sobre los poderes públicos. Pero, además, vistos los resultados de la CICIG en Guatemala, esa sugerencia constituye una muestra de deslealtad suprema hacia el presidente Medina, de gente que se supone le acompaña en el Gobierno para ayudarlo y no para empujarlo al precipicio, como sería el caso. En Guatemala, esa agencia se creó con el fin de ayudar a la fiscalía de derechos humanos a desmontar estructuras paraestatales heredadas de los años de guerrillas que se dedicaban al espionaje y la extorsión de empresarios, políticos y funcionarios de alta jerarquía. Sin embargo, poco a poco y a medida que se prorrogaban los acuerdos, se le otorgaban mayores atribuciones y se ampliaban sus facultades hasta convertirse en una especie de fiscal internacional que actúa bajo las leyes y los procedimientos nacionales. Así se sentaron las bases para que --con la designación de Iván Velázquez Gómez, un egocéntrico burócrata colombiano que el año 2013 fue encargado de encabezar la CICG--, esa comisión mostrara su real rostro cuando comenzó a dar forma a los objetivos para lo que fue incubada: Ser punta lanza de segmentos de la comunidad internacional para perseguir y amenazar a quienes desde los poderes públicos no se sometan a los designios y agendas de sus pagadores. Eso que le proponen a Danilo replicar aquí se convirtió en Guatemala en un paredón para imponer reformas en el aparato institucional, y si esas reformas no eran aceptadas y promulgadas por las autoridades, entonces sustituían de facto a las instituciones legalmente constituidas a partir de una falsa autoridad moral. Ha sido tal el atrevimiento de los integrantes de esa comisión, que luego de proponer una reforma constitucional donde sugerían consagrar derechos de tercera generación que aún no figuran en la carta magna guatemalteca, y ante la decisión parlamentaria de no aprobarlos, la CICIG respondió asumiendo los mismos y arrogándose la responsabilidad de protegerlos. Pero el sumun de esta prostitución institucional llegó cuando investigaciones realizadas por esa comisión sobre una supuestas mafia relacionada a operaciones aduanales durante el gobierno del presidente Pérez Molina, fueron manipuladas mediáticamente con el fin de generar las condiciones para que un movimiento callejero hiciera saltar del poder a un presidente en ejercicio, justo en medio de un proceso electoral… La estructura democrática quedó tan afectada que terminó por salir airoso en las elecciones un cómico ultraconservador sobre quien ya también tiene puesta su mira Velázquez y su CICIG… …El proceso ha terminado por deshilachar el ya maltrecho sistema de partidos del más extenso país centroamericano. Eso es lo que pretenden hacer aquí: llevarse de encuentro no sólo a Danilo, sino también lo poco que queda de nuestro sistema de partidos.
Entre quienes sueñan y lucubran para que el presidente Medina sucumba a esta locura están los titiriteros del Movimiento Verde, gente que lleva décadas intentando socavar las bases y la imagen de los partidos. Son los mismos que han exigido la renuncia del Presidente valiéndose de muchachos de escasa formación e incapaces de leer fluidamente los documentos que les escriben, quienes veladamente están llamando al rompimiento del orden constitucional y que sometieron una instancia para que Danilo fuera investigado por supuestos delitos relacionados a la financiación de sus campanas presidenciales. Son los mismos que Medina derrotó en 2012 y en 2016 y a los que el PLD viene derrotando en las urnas desde las elecciones del año 2004. Porque, a fin de cuentas, quienes acarician esa idea han estado en la acera contraria del PLD y de sus gobiernos… …Tal vez por eso resulte tan difícil digerir que algunos de los que le susurran esa aberración a los oídos del Presidente provengan de su propio entorno… Y de allegados adulados por ciertos cerebros del plan sedicioso que marcha disfrazado de verde.

Noticias destacadas