República Digital - Indotel Anuncio

12 de abril del 2021

Política

¿Otro quirinazo?.

Es bien sabido que las segundas partes nunca fueron buenas, por lo que cuesta creer que desde el danilismo se quiera volver  a repetir una  bellaquería como la que trajo al país al convicto narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo para cobrarle al expresidente Leonel Fernández una supuesta deuda de 200 millones de pesos, sobre todo […]




Es bien sabido que las segundas partes nunca fueron buenas, por lo que cuesta creer que desde el danilismo se quiera volver  a repetir una  bellaquería como la que trajo al país al convicto narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo para cobrarle al expresidente Leonel Fernández una supuesta deuda de 200 millones de pesos, sobre todo si los denunciantes de la nueva   campaña sucia no aportaron una sola prueba ni permitieron a los periodistas que les preguntaran por ellas. Aún así la denuncia de los miembros del Proyecto Leonel 2020, que integran estrechos colaboradores del exmandatario, ha provocado gran revuelo en el país político, mas que nada porque añade combustible a la inflamable crisis peledeísta. Y es esa, precisamente, la razón por la cual nadie se atreve a descartar que el danilismo vuelva por sus fueros, esta vez contratando, según los denunciantes, al experto en campañas negativas Juan José Rendón, con la encomienda  de socavar la popularidad de Fernández y crear las condiciones para una modificación de la Constitución que permita la repostulación del presidente Medina. Según lo que explicó el exprocurador Radhamés Jiménez, coordinador  del proyecto leonelista, esa campaña sucia será difundida por los medios de comunicación, y sus  perpetradores, funcionarios del Gobierno a los que no identificó, se han reunido varias veces. Como era de esperarse, el oficialismo  negó  la existencia de ese  “plan siniestro”, para lo cual apeló a la  cantaleta de que el “Gobierno está enfocado en trabajar en beneficio del pueblo”. Pero sea o no verdad  que se está fraguando esa campaña sucia, una cosa sí está muy clara:  a medida que se acerca el mes de marzo  sube peligrosamente de tono la confrontación entre los peledeístas por la candidatura presidencial del 2020, mientras en las gradas se frotan las manos ante  la posibilidad de que ese plazo fatal marque el inicio de la cuenta regresiva hacia la división del PLD. Por: Claudio Acosta.

Noticias destacadas