República Digital - Indotel Anuncio

16 de abril del 2021

Opinión

Pancarta

Raúl Pérez Peña (BACHO).  Desde hace 90 años, Repúbli­ca Dominicana registra dos mega secuestros que man­tienen sin aliento su vida po­lítica. El primer gran secuestro lo consumó el régi­men tiránico trujillista que disponía a su antojo sus ocurrencias. Luego, del 30 de mayo hasta el 25 de sep­tiembre de 1963, con el golpe de Estado […]




Raúl Pérez Peña (BACHO).
 Desde hace 90 años, Repúbli­ca Dominicana registra dos mega secuestros que man­tienen sin aliento su vida po­lítica. El primer gran secuestro lo consumó el régi­men tiránico trujillista que disponía a su antojo sus ocurrencias. Luego, del 30 de mayo hasta el 25 de sep­tiembre de 1963, con el golpe de Estado a Juan Bosch, comenzó el segundo mayúsculo gran secuestro. El golpe fue protagonizado por los poderes fácticos: extranjeros, militares, politi­queros, empresariales, eclesiales, mediáticos y otros. Si cuando Trujillo no se movía nada sin su conocimiento, seis décadas después, guar­dando la distancia, sucede que la corporación de poderes, comenzando por el imperial, creí­do dueño del país, entiende que todo debe es­tar bajo su control, incluido el sistema político. 1965 dijo que el pueblo no debe ser sumi­so ni al poder imperial ni a los poderes fácti­cos locales. ¡Solo el pueblo salva el pueblo! Eso aprendimos de nuestros próceres. “Nacimos para vencer y no para ser vencidos”

Noticias destacadas