República Digital - Indotel Anuncio

11 de abril del 2021

Opinión

*Para Oscar Arnulfo Romero

Aristófanes Urbáez Canción en cinco tonos para felicitar a un cura que saboreó el costado izquierdo de la Primavera 1 Un día, siendo un niño, oyó hablar de un Jesús que prometía) un fantástico mundo para pobres y que lamía las heridas del enfermo ¡Y aquel niño se rebosó de estrellas! 2 Sitió la sequedad, […]




Aristófanes Urbáez
Canción en cinco tonos para felicitar a un cura que saboreó el costado izquierdo de la Primavera 1 Un día, siendo un niño, oyó hablar de un Jesús que prometía) un fantástico mundo para pobres y que lamía las heridas del enfermo ¡Y aquel niño se rebosó de estrellas! 2 Sitió la sequedad, ardor en las axilas, la flema amarga y vastauemaba sus entrañas de honesto (adolescente. ¡Es duro hacerse adulto viviendo en Centro América!). 3 Con la imaginación creó mundos extraños) Soñó con hombres libres, con indios, blancos y negros abrazados). Danzando de emociones, se colocó la hostia, y comenzó el trabajo. ¡Ser cura en Centroamérica es un fardo pesado! 4 ¡Su cabeza estalló al son de los disparos! ¡Un borbotón de voces, corrió, gritando, hacia el mercado: “!En Centroamérica. Defender al obrero es el más/ vil pecado!” 5 Una señora fría lo abrazó por la espalda) Llevándolo a su cielo tan soñado: Su inmensa voz de hierro multiplica los panes) Y 200 fusiles surgen por cada lágrima). ¡Dicen que en Centroamérica matarán el pecado!”. Santo Domingo, 1981.-

Noticias destacadas