República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Política

Pataleo

Lo que son las cosas de la vida y, por supuesto, también de la política. Ahora insinúa Roberto Rosario, expresidente de la JCE, exmiembro del Comité Central del PLD y actual dirigente de la Fuerza del Pueblo, que el oficialismo está detrás de la decisión del órgano electoral que solo reconoció como partidos mayoritarios al […]




Lo que son las cosas de la vida y, por supuesto, también de la política. Ahora insinúa Roberto Rosario, expresidente de la JCE, exmiembro del Comité Central del PLD y actual dirigente de la Fuerza del Pueblo, que el oficialismo está detrás de la decisión del órgano electoral que solo reconoció como partidos mayoritarios al PRM y el PLD, otorgando a la Fuerza del Pueblo la categoría de minoritario debido a que no alcanzó el 5% de los votos emitidos por los electores. Y según Rosario, la razón es que el partido de Gobierno está haciendo una mala interpretación, una lectura incorrecta, del momento político que se está viviendo, pues al mirar “los números fríos” se ha convencido de que es mas fácil enfrentar al PLD que a la Fuerza del Pueblo. ¿No debería ser lo contrario, habiendo tanta distancia entre el 32.30% del PLD y el 4.54% de la Fuerza del Pueblo? Sorprende que Roberto Rosario ande tan mal sumando y restando, pero también que sugiera, como parte de su pataleo, que el oficialismo metió su mano para favorecer al PLD, y no solo porque el expresidente Leonel Fernández ha recibido un tratamiento generoso y complaciente de parte del Gobierno, el que corresponde a un aliado bien valorado y apreciado, sino por el hecho de que Román Jáquez, actual presidente de la JCE, es considerado un hombre cercano al expresidente Fernández, a tal punto que mucho se criticó al presidente Luis Abinader y al PRM por “entregarle la JCE” a quien será su contendor en el 2024. Al poner a cada partido en el lugar que le corresponde, que no es otro que el que determinó el resultado final del pasado proceso electoral, el pleno de la JCE obtiene un voto de confianza, pues ha resultado evidente que se descartaron los bajaderos, acomodos y redondeos que tanto complacen a nuestros políticos. La decisión de sus miembros acaba de demostrar que esos tiempos ya pasaron, pero no debe extrañar que alguien que anda tan mal en matemáticas como Roberto Rosario no se haya dado cuenta. Por:Claudio Acosta.

Noticias destacadas