República Digital - Indotel Anuncio

13 de abril del 2021

Mundiales

Pekín llama «mantis religiosa» a Mike Pompeo tras las últimas sanciones de EE.UU. contra China

La medida es una respuesta de Washington por el arresto de activistas hongkoneses por parte de las autoridades chinas. El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el 14 de junio de 2018.Wang Zhao / Reuters Pekín ha rechazado la última ronda de sanciones de Washington, calificando […]




La medida es una respuesta de Washington por el arresto de activistas hongkoneses por parte de las autoridades chinas.
Pekín ha rechazado la última ronda de sanciones de Washington, calificando al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, de "mantis religiosa", reseña AFP. "Condenamos las acciones de la República Popular China que erosionan las libertades y los procesos democráticos de Hong Kong, y continuaremos utilizando todas las herramientas a nuestro alcance para hacer que los responsables rindan cuentas", afirmó Pompeo, defendiendo las medidas. Nuevas restricciones estadounidenses fueron anunciadas el viernes pasado contra seis funcionarios chinos, incluido Tam Yiu-chung, el delegado de Hong Kong en el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo. La medida representa una respuesta de Washington por el arresto de activistas Hongkoneses por Pekín. "Las personas como Pompeo no son más que mantis religiosas ridículas que intentan en vano detener las ruedas de la historia", señaló la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao en su primera respuesta a las sanciones el lunes, declarando que "el desarrollo de Hong Kong del caos a la estabilidad es imparable". El uso del término "mantis religiosa" aparentemente se refiere a un refrán chino sobre uno de esos insectos, que intenta inútilmente usar sus patas para detener una carroza.

Ley de seguridad nacional

La introducción de una ley de seguridad nacional por parte de China en Hong Kong ha resultado en una condena generalizada por parte de las naciones occidentales, que la ven como una violación del acuerdo de 1984 entre Pekín y Londres por medio del cual el antiguo territorio colonial regresó al control chino. El gigante asiático, por su parte, ha defendido repetidamente la implementación de la estricta ley, argumentando que no es un intento de despojar las libertades, sino que es necesaria para garantizar la estabilidad en Hong Kong. Desde que China lanzó su represión contra los organizadores de las protestas generalizadas y violentas de Hong Kong en 2019, EE.UU. ha emitido una serie de sanciones, incluidas contra 11 funcionarios en agosto y otros 14 en diciembre.

Noticias destacadas