El Perú más verde, más natural, más mágico aparece en escena. Hasta un total de 158 reservas naturales se emplazan dentro del país andino y ocupan más del 15% del territorio. Ahí es nada. Porque además de destacar por su ancestral cultura, por su reconocida gastronomía y por la hospitalidad de su pueblo, Perú concentra unas de las mejores reservas naturales del continente sudamericano y, por qué no decirlo, del mundo entero. Allí la naturaleza tiene un papel fundamental a lo largo de toda su geografía, pues la flora y fauna están en pleno apogeo en cada uno de sus rincones. No nos extraña que los prestigiosos World Travel Awards de Sudamérica eligieran el país andino como el 'Mejor Destino Verde' de 2017. He aquí un recorrido por los cinco escenarios naturales más asombrosos, a la caza de todos sus secretos.

Reserva Nacional Pacaya Samiria

En este recorrido por la naturaleza peruana no podía faltar un rincón selvático. La Reserva Nacional Pacaya Samiria es el área de bosque húmedo tropical inundable más extenso de la Amazonía Peruana y el segundo espacio natural protegido más grande del país, con una extensión superior a los dos millones de hectáreas. El objetivo principal de esta reserva es conservar el pez de agua dulce más grande del Amazonas, el paiche. Imprescindible visitar su laguna más famosa, El Dorado, considerada el corazón de la reserva por su gran variedad de fauna. Sin duda, es uno de los mejores lugares para los apasionados del turismo de naturaleza. Hay tres circuitos principales, la cuenca Yanayacu-Pucate, la cuenca baja y media del río Samiria y la cuenca baja del Pacaya. Podrás realizar trekking, espeleología e, incluso, observación de aves, flora y fauna. ¿Qué más se puede pedir?

Reserva Nacional del Paracas

La Reserva Nacional de Paracas, situada a 250 kilómetros al sur de Lima, es perfecta para los amantes de la observación de aves. Podrás encontrar aves como el gaviotín peruano, la dormilona colicorta o el alcaravám huerequeque, entre otras. Esta reserva forma parte de una de las dos áreas naturales protegidas que da protección a especies como los lobos marinos, los pingüinos de Humboldt y a delfines o flamencos. Si te gusta la aventura también podrás realizar actividades como el buceo y kayak en las playas de La Mendieta o La Mina y, además, practicas sandboarding en las dunas de Paracas.