Al centro, Jacob Albert Chansley, quien fue uno de los entró a la fuerza al Capitolio. (USR_PMU)

Washington - Un hombre que irrumpió el pasado 6 de enero disfrazado de bisonte, con un gorro con cuernos y sin camiseta en el Capitolio en Washington y presidió momentáneamente el Senado estadounidense ha pedido que el presidente saliente, Donald Trump, le conceda el perdón.

Así lo dio a conocer Albert Watkins, el abogado de Jacob Albert Chansley, también conocido como Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración QAnon que se hace llamar “Yellowstone Wolf” en su canal de YouTube, dijeron medios locales este jueves.

“Dada la forma pacífica y obediente en que el señor Chansley se comportó, sería apropiado y honorable que el presidente perdonara al señor Chansley y a otras personas pacíficas de ideas afines”, afirmó el defensor del sujeto cuya presencia en el Capitolio se hizo viral en las redes sociales y llamó la atención de miles de personas.