República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Opinión

PLD y corrupción

César Medina. Es verdad lo que dijo Bauta Rojas: ningún otro partido como el de la Liberación Dominicana ha combatido más la corrupción desde el poder, lo cual no quiere ni remotamente decir que todos los gobiernos peledeístas han estado exentos de corrupción. Ni por asomo… Desde la muerte de Trujillo en 1961, sólo tres […]




César Medina.
Es verdad lo que dijo Bauta Rojas: ningún otro partido como el de la Liberación Dominicana ha combatido más la corrupción desde el poder, lo cual no quiere ni remotamente decir que todos los gobiernos peledeístas han estado exentos de corrupción. Ni por asomo... Desde la muerte de Trujillo en 1961, sólo tres partidos han gobernado el país, exceptuando los de factos Consejo de Estado y Triunvirato. El Partido Reformista, el Revolucionario Dominicano y el PLD se han alternado en el poder por más de medio siglo... ¿En cuál de los tres ha habido mayor corrupción? Tal vez resulte menos difícil asegurar que los tres partidos han adolecido de disciplina para evitar que todos -sin excepción-, hayan sido estigmatizados por un síndrome universal que en algunos países asiáticos se condena con la sentencia extrema: ¡la muerte! ... ... O, en el mejor de los casos, con la lapidación pública y el consecuente ostracismo social. La corrupción, como decía ayer, es mucho peor de lo que la gente común imagina porque no se limita al enriquecimiento ilícito. El asedio sexual, por ejemplo, cuya figura legal es el acoso, es corrupción de la peor calaña... ... Pero se considera “un macho de hombre” a cualquier jefecito de oficina que se jacta entre sus amigotes de “haberse tirado” a la mayoría de las empleadas bajo su dependencia aprovechando su jerarquía oficial. Por igual, se le considera “solidario” cuando hace nombrar a suegros, a yernos, a cuñados, a hermanos, a sobrinos... Como si el nepotismo no fuera también delito. ... Todo el siglo veinte Como decía Jack el Destripador: ¡vayamos por parte! Durante más de 30 años Trujillo y su familia convirtieron el país en un feudo privado y repartieron migajas a los paniaguados de su régimen, pero en los primeros 30 años del siglo veinte primó la montonera y esto fue por muchos años tierra de nadie. Trujillo organizó la sociedad dominicana y delimitó la propiedad pública y la propiedad privada con el único fin de aumentar sus posesiones personales. A San Cristóbal, por ejemplo, que era la provincia de mayor territorio, la cercó con alambre de púas y la convirtió en tres enormes fincas ganaderas: la hacienda Fundación, la hacienda Nigua, la hacienda María. Trujillo en persona “tasó” las tierras privadas y las “compró” a sus propietarios legítimos, y desarrolló gran calidad genética en el ganado vacuno, caballar, caprino, porcino importando madres de las mejores especies, y técnicos y laboratorios para la inseminación artificial cuando esa tecnología aún andaba en pañales en países desarrollados.
Pero esa corrupción se saldó con una corrupción mucho peor. Muerto Trujillo, sus propiedades fueron saqueadas y toda esa riqueza robada cuando debieron pasar a manos del Estado. La ganadería de alto valor genético fue sacada en camiones que llegaban a la vista de todos, y en algunos casos esos ejemplares iban a parar directamente al matadero. ¿...Y antes de Trujillo? A lo largo de nuestra historia, la clase política dominante ha saqueado el país en todas las épocas. Hay un escribidor por ahí que sostiene la teoría de que la corrupción llegó con la colonia y cita el caso de un mancebo de Diego Colón a quien se atribuye el primer acto de corrupción administrativa documentado en la isla. Las metidas de manos de los políticos en las arcas públicas son tan viejas como fechas se les quiera poner, pero existe una verdad innegable: es en los gobiernos del PLD --donde también hay corrupción--, donde mayor esfuerzo se ha hecho para fiscalizar el buen uso de los fondos públicos... Empezando por Bosch. Pero debo seguir con el tema...

Noticias destacadas