República Digital - Indotel Anuncio

04 de diciembre del 2020

Política

Consummatum est

Todo está consumado, aunque en su comprensible pataleo el PLD haya anunciado que llevará la decisión al Tribunal Constitucional, pues la Fuerza del Pueblo ya es, de manera oficial, la segunda mayoría en el Senado. Poco sentido tiene, hasta que ese tribunal se pronuncie, continuar la discusión jurídica que desde hace días vemos en los […]




Todo está consumado, aunque en su comprensible pataleo el PLD haya anunciado que llevará la decisión al Tribunal Constitucional, pues la Fuerza del Pueblo ya es, de manera oficial, la segunda mayoría en el Senado. Poco sentido tiene, hasta que ese tribunal se pronuncie, continuar la discusión jurídica que desde hace días vemos en los medios, lo que no evitará que diga aquí que con esa decisión se le dio carta de ciudadanía al transfuguismo. Eran demasiado claras las señales que indicaban que el PRM, mayoría en la cámara alta, había decidido favorecer a su aliado en el pasado proceso electoral, al parecer convencido de que debilitar al PLD es lo que más le conviene. Lo que, a decir verdad, nadie objetaría si no fuera porque de manera simultánea está fortaleciendo, más allá de lo políticamente necesario, al expresidente Leonel Fernández, a quien tendrá que enfrentarse en el 2024 el presidente Luis Abinader, si decide intentar reelegirse, o cualquier otro candidato del PRM. ¿A quién se le ocurre, en su sano juicio político, entregarle armas a quien será su enemigo para que pueda con ellas derrotarle? Parece un simplismo y lo es, porque es algo tan obvio, tan evidente, que no hay otra manera de abordarlo; la misma razón por la cual en el PRM, que ven lo mismo que el resto del país, empieza a ser causa de preocupación, sobre todo entre aquellos que por su kilometraje político conocen el peligro de actuar en política como Chacumbele. Consejos públicos no han faltado, ni tampoco los artículos de advertencia de gente que no quiere que el peledeísmo se recicle con otro ropaje partidario, pero sin ningún resultado. Mientras tanto el expresidente Fernández se ufana de que la Fuerza del Pueblo saltó, de un día para otro, 15 casillas en la boleta electoral. Y todo gracias al PRM y su decisión de alfombrarle el camino de regreso al Palacio Nacional, una estrategia que, para poder entenderla, hay que auxiliarse de un psiquiatra en lugar de un politólogo. Por: Claudio Acosta.

Noticias destacadas