República Digital - Indotel Anuncio

24 de enero del 2021

Política

Danilo carece de moral para juzgar

Alfredo Freites. La encuestadora Gallup, patrocinada por el periódico Hoy, puso en números claros que el PLD se encamina a ser otro partido bisagra. Los porcentajes que refleja el otrora poderoso partido y los números de popularidad que recaban sus dirigentes es patético. La traición a los ideales de Juan Bosch en el manejo de […]




Alfredo Freites.
La encuestadora Gallup, patrocinada por el periódico Hoy, puso en números claros que el PLD se encamina a ser otro partido bisagra. Los porcentajes que refleja el otrora poderoso partido y los números de popularidad que recaban sus dirigentes es patético. La traición a los ideales de Juan Bosch en el manejo de la cosa pública por parte del grupo liderado por Danilo Medina, hicieron fracasar esa agrupación que fuera orgullo de su fundador. Recuerdo claramente la entrevista que le hiciera al salir de la mesa de votación para la segunda vuelta en las elecciones de 1996. Allí me dijo que su orgullo político era la formación del PLD, un partido destinado a transformar el país y completar la obra de Juan Pablo Duarte. En poco menos de ocho años Danilo Medina sepultó el proyecto del maestro. Las elecciones de 1996 fueron el adiós a los liderazgos de José Francisco Peña Gómez, Joaquín Balaguer y Bosch. Los caudillos fueron despedidos por una nueva ola. Las elecciones del 2020 también fueron sepultura a las aspiraciones de Danilo, Hipólito Mejía y Amable Aristy Castro, entre otros, sin embargo, un liderazgo parece permanecer incólume y es el doctor Leonel Fernández, según Gallup, se le ve como líder de la oposición. El expresidente Fernández, líder de la Fuerza del Pueblo, partido en construcción con un año gestado, acumula un 33.7 por ciento de popularidad mientras que Danilo, el dueño del PLD, muestra un 6.2 por ciento de simpatías, por su mal gobierno carece de moral para juzgar la administración del presidente Luis Abinader. Danilo tiene el inconveniente en su ambición de mantenerse vigente que su base política se desliza hacia la FP, a veces son muchos, otras por goteo, pero el desplazamiento de los peledeístas es constante. El PLD acusa una debilidad crónica. No se ve en esa agrupación ningún dirigente capaz de desplazar a Danilo y reconstruirlo, sino todo lo contrario. El PLD, asesinado por Danilo, tiene en su tumba una lápida con letras de traición.

Noticias destacadas