República Digital - Indotel Anuncio

21 de septiembre del 2020

Política

Democracia en pandemia

Cuando la República Dominicana, al igual que prácticamente todos los países del mundo, nos vimos en la imperiosa necesidad de entrar en confinamiento para impedir el avance vertiginoso del Covid-19, en el plano local nos encontrábamos al mismo tiempo en un contexto electoral determinante para el cumplimiento del mandato Constitucional que establecía la celebración, dentro […]




Cuando la República Dominicana, al igual que prácticamente todos los países del mundo, nos vimos en la imperiosa necesidad de entrar en confinamiento para impedir el avance vertiginoso del Covid-19, en el plano local nos encontrábamos al mismo tiempo en un contexto electoral determinante para el cumplimiento del mandato Constitucional que establecía la celebración, dentro de lo posible, de elecciones que permitieran a la ciudadanía ejercer su sagrado derecho al voto. A pesar de los enormes desafíos que la pandemia supuso, la sociedad dominicana y los partidos políticos, así como representantes de iglesias y otras organizaciones, trabajamos de manera incansable para que, dentro de la necesaria convivencia y restricciones del virus, se pudiera establecer un cronograma electoral que permitiera cumplir con los plazos legales y darle al país la oportunidad de consolidar la institucionalidad mediante la elección soberana y popular de sus nuevas autoridades para el período 2020-2024. El resto es historia. Hoy, República Dominicana ya se encamina por la ruta del cambio que la gran mayoría eligió el pasado 5 de julio, y aunque la esperanza ha retornado y los nuevos aires del gobierno del presidente Luis Abinader se han podido sentir en todo el aparato del estado, las metas democráticas siguen latentes en un contexto tan desafiante como la pandemia, una realidad que, según dictaminan los expertos y la propia OMS, debemos asumir hasta finales del 2021. En ese sentido, reafirmar nuestro compromiso con la democracia resulta fundamental. Muchas han sido las denuncias de laceración de derechos y libertades fundamentales en países de la región y del mundo, cuyas limitaciones se han llevado a cabo bajo el argumento de que es preciso tener “mano dura” para frenar la ola de contagios y evitar el colapso de los sistemas de atención de salud. Los que tenemos el compromiso con la democracia debemos resaltar que este es inmune a las circunstancias. Y así ha quedado refrendado en un documento que suscribí como ciudadano dominicano, servidor público y ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por invitación del amigo Daniel Zovatto, una iniciativa del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA). La rúbrica la hice efectiva en el marco de la celebración del Día Internacional de la Democracia, cuyo estandarte se ve reflejado en algunas palabras del manifiesto que plasma de manera magistral el por qué debemos renovar nuestros votos por la democracia: “Hoy, más que nunca, América Latina requiere una democracia resiliente y de calidad, sustentada en una política y un liderazgo con visión de futuro, capaz de superar los déficits de representación y eficacia que vienen socavando el apoyo y la satisfacción democrática en la región”. ¡Ese es nuestro compromiso!. Por: Orlando Jorge Mera.

Noticias destacadas