República Digital - Indotel Anuncio

27 de enero del 2021

Política

Desplome de una organización política histórica

El país presencia el desplome total del PLD, fundado por el profesor Juan Bosch con un propósito histórico. Su desplome se explica por haberse apartado del objetivo fundamental para la cual fue creado. Ese objetivo era completar la obra de Juan Pablo Duarte, como lo definió hace 47 años el profesor Bosch, o utilizando un […]




El país presencia el desplome total del PLD, fundado por el profesor Juan Bosch con un propósito histórico. Su desplome se explica por haberse apartado del objetivo fundamental para la cual fue creado. Ese objetivo era completar la obra de Juan Pablo Duarte, como lo definió hace 47 años el profesor Bosch, o utilizando un lenguaje diferente, pero el mismo concepto, como recientemente expresó Leonel Fernández, lograr desarrollo económico y consolidación del Estado en democracia.
El desplome del PLD no significa su desaparición, sino su reducción a una pobre organización degradada, tal como lo será porque Danilo Medina retendrá el control de su franquicia o reconocimiento para protegerse, o pretende hacerlo. Recientemente reclamaron ser segunda mayoría en el Senado de la República, pero nunca 3 senadores (los peledeístas) son más que 9 (los de la Fuerza del Pueblo). En las elecciones presidenciales obtuvieron un porcentaje mayor de votos, pero a cuatro meses de esas elecciones la encuestadora Gallup entrega un levantamiento, y sus resultados son tan deprimentes, que provocan pena. Esa encuesta confirma lo que en nuestra entrega anterior afirmamos de que Danilo retendría la franquicia para mantener el control del PLD, y que los demás no cuentan. Danilo aparece con un 49.1% en el liderazgo dentro de ese partido, pero catastróficamente con un 6.2% de liderazgo en el país. En cambio, Leonel Fernández aparece con el 33.7% en el mismo liderazgo del país; si seguimos jugando con el valor de los números, matemáticamente 33.7% es mucho más de cinco veces que los 6.2% de Danilo. Tan penoso lo es el posicionamiento de los demás presidenciables del PLD. Fuera del PLD ni aparecen, exceptuando a Gonzalo Castillo que aparece con 2.4%. Es decir, si Danilo aparece 5 veces por debajo de Leonel, lo de Gonzalo es algo peor que vergonzoso, aparece 14 veces por debajo de Leonel. Observen que Leonel está 5 veces, no cinco puntos, por encima de Danilo, y 14 veces por encima de Gonzalo. Como podrá verse, apenas la Fuerza del Pueblo celebra su “Primer (lean otra vez, primer) Congreso del Pueblo Profesor Juan Bosch”; está empezando. Evento donde se discuten ideas y participan los que muestren interés y quieran hacerlo, por ser abierto, participativo, inclusivo y democrático. Exceptuando a Danilo, que marca 6.2% y Gonzalo 2.4%, en el país ningún otro presidenciable de los que creen que sustituirán a Danilo dentro del PLD no aparecen. Y más doloroso para ellos, dentro del PLD, según lo que dice Gallup, ninguno llega al 1%. Ridículos porcentajes, veamos: Temo 0.9% (ese es el presidente del partido); Margarita Cedeño 0.6% (ella nunca había recibido tanto desprecio: habiendo sido Primera Dama y dos veces vicepresidente); Abel Martínez 0.5% ( ¡Por Dios! ¿y qué le pasó?); Cristina Lizardo 0.5% (¿?); Reinaldo Pared Pérez 0.4% (¿19 años siendo Secretario General les dicen que se retire?); Francisco Domínguez Brito 0.1% (¿el que incendió la gorra, pero se quedó ahí dentro?); Francisco Javier García 0.0% (¿el que hizo una de las mayores fortunas para ser Presidente y de nada le sirve?). Dice la encuestadora que otros NS (no saben) y NR (no responden) suman 53.1%. Esos 53.1% ¿serán leonelistas de las bases que se preparan para salir del PLD e ingresar a la Fuerza del Pueblo? Franklin Almeyda Rancier.

Noticias destacadas