Política

El Presidente hará la diferencia

Orlando Gil.


Miercoles, 11 de Septiembre de 2019

Orlando Gil.

El político vive de la política o de hacer política y difícilmente se quede fuera de campaña, sea lo que fuere que haya sucedido.

Un tropezón cualquiera lo da, y hasta una caída, pero lo inteligente es saberse levantar, sacudirse el polvo si cayó a tierra o sobarse si hubiera dolor.

Afuera se preocupan por los detalles de las encuestas, todo un afán por someter a Inri, ridiculizar a los precandidatos que no superaron la prueba.

Adentro se trata de ajustar discursos y personas, de manera que la campaña sea única y no se creen situaciones o se produzcan disonancias.

Los precandidatos están supuestos a celebrar especies de asambleas para informar a sus seguidores cómo se mantendrán en la calle y harán campaña de ahora en adelante.

El punto es importante, pues no solo se trata de la capital, donde las informaciones fluyen y se tiene cerca al jefe de grupo para precisar.

En los pueblos, aun cuando son los mismos peledeístas, la circunstancia debe manejarse de manera diferente, pues las contradicciones y los roces se dan más profundos.

Fulano trabajando con zutano, y además perencejo. Además de que en los equipos habrá que incluir a extraños, asimilados, gente que no es del partido, sino del precandidato.

Se sabía que eso se haría, pero la verdad que en lo inmediato no se tiene claro el aspecto. Gonzalo Castillo, por ser el último en lanzarse y tener tan pocas semanas en el ruedo, no acumularía mucho rencor.

Oponentes y parciales de la opinión minimizan su fuerza y no acreditan sus potencialidades. Indudable resaca. La realidad podría ser otra si se toman en cuenta los factores y no el orden.

Un precandidato que salga a la contienda con mayoría de senadores, diputados y alcaldes, tiene un trecho grande a su favor.

Por dos razones.

El senador, los diputados y los alcaldes se suponen autoridades en sus respectivas comunidades, dirigentes del partido, políticos acostumbrados a buscar votos.

Igual no solo buscará apoyo para el elegido del grupo, sino para sí mismo, pues su posición también estará sometida a escrutinio.

Aunque el Presidente hará la diferencia.