República Digital - Indotel Anuncio

04 de diciembre del 2020

Política

Luis pasó la prueba

Luis Encarnación Pimentel. Encar-medios@hotmail.com.  En otras circunstancias políticas, y solo con que el equipo de go­bierno a desplazar registrara un desempeño regular, la ofer­ta de cambio de Luis Abinader y el PRM en el pasado proceso electoral ha­bría sido solo una palabra manida, muy utilizada en el tiempo por partidos y can­didatos que muchas veces […]




Luis Encarnación Pimentel.
Encar-medios@hotmail.com.
 En otras circunstancias políticas, y solo con que el equipo de go­bierno a desplazar registrara un desempeño regular, la ofer­ta de cambio de Luis Abinader y el PRM en el pasado proceso electoral ha­bría sido solo una palabra manida, muy utilizada en el tiempo por partidos y can­didatos que muchas veces terminaron sien­do un gran fiasco. Sin embargo, a Luis - el entonces aspirante y hoy con la realidad de unos 100 días de instalado como nuevo go­bernante - le favoreció que una mayoría de la población dominicana rechazaba acre­mente a las autoridades del momento, por sus desmanes y abusos en distintos aspec­tos, y se encaramó en una ola de cambio que fue sumando gente de distintos estra­tos sociales y colores partidarios, con los re­sultados ya conocidos. El disgusto acumu­lado del pueblo y el desgaste del gobierno morado eran tan grandes, que como pri­mera cosa urgente una mayoría electoral se planteó salir de lo que había, sin profun­dizar en propuestas o en el perfil de quien debía sustituir a lo que nos daba dolor de cabeza y nos dañaba. Al repudio al gobier­no de turno, se sumó la división del PLD, y a Luis, al PRM y a aliados se le abrieron las puertas del triunfo en las urnas. El ca­mino se despejo. Y ya en el poder, en po­cos días - mucho antes de los cien de tregua acostumbrada- algunos temores respecto a que el nuevo incumbente de Palacio no te­nía la experiencia de Estado que requería el momento, se fueron disipando con un ac­cionar firme, dinámico y mesurado del go­bernante en distintos frentes, para sorpresa de muchos. Con gran entrega y sentido hu­mano, Abinader ha manejado el tema de la pandemia, el primero de los seis ejes en los que ha puesto prioridad el gobierno, con responsabilidad y sin politizarlo. Partiendo de la crisis sanitaria y econó­mica que heredó, que ha afectado a los más diversos sectores del pais, puede de­cirse que Luis paso la prueba de los pri­meros cien días de ejercicio y que, hasta ahora, el éxito le ha acompañado. Arro­gancia de algunos de sus funcionarios aparte (¿), Luis – en lo que es ayudado por su esposa Raquel- le ha ido ponien­do un sello personal de hombre cerca­no, sencillo y abierto a su gobierno. Si influyentes y colaboradores con agen­das sumergidas (¿), que hay varios, no le tuercen el curso a su gestión con actos, acciones o declaraciones contrarias a los intereses nacionales, el hombre pudiera hacer un buen gobierno, como espera la mayoría que votó por un cambio. Debe aprovechar que goza de apoyo y conso­lida el liderazgo al ser presidente, para ir poniendo control y freno a algunas figu­ras y cuadros.

Noticias destacadas