Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, parece que fue uno de los pocos aficionados del Real Madrid que no celebró con euforia el gol de chilena de Cristiano Ronaldo ante la Juventus en Turín. A diferencia de la celebración que protagonizó cuando Karim Benzema marcó el Lyon o cuando Sergio Ramos marcó un decisivo gol en Lisboa, en esta ocasión Florentino Pérez no saltó de su asiento en Turín. La razón, según avanza el portal 'El Confidencial' es que las relaciones entre Florentino Pérez y Cristiano Ronaldo siguen siendo frías. En el palco del Juventus Stadium, Florentino Pérez se contuvo en su reacción al gol. En esta ocasión no se saltó el protocolo. Se alegró del gol, pero también quedó sorprendido por la ovación que los aficionados de Turín le tributaron a Cristiano Ronaldo. Y la razón, según explica 'El Confidencial' es que las negociaciones para la renovación del contrato de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid se han enfriado. Florentino Pérez no niega una mejora, pero no a cualquier precio. No quiere que Cristiano Ronaldo le imponga los plazos ni el precio. Y esta chilena se convierte en una catapulta para que la renovación de Cristiano Ronaldo vuelve a la primera línea de la actualidad del Real Madrid y coloca en una posición inmejorable a Cristiano Ronaldo para negociar. Al final, sin embargo, Florentino Pérez deberá claudicar.