República Digital - Indotel Anuncio

13 de mayo del 2021

Opinión

¿Por qué la Cruz en la Bandera?

Juan Daniel Balcácer. Se ha establecido documentalmente que la bandera dominicana fue concebida por Juan Pablo Duarte y que la primera vez que su forma y contenido aparecen descritas fue en el sagrado juramento de los trinitarios. De igual forma, se ha consignado que, al momento de diseñar la enseña tricolor, Duarte tuvo como modelo […]




Juan Daniel Balcácer.

Se ha establecido documentalmente que la bandera dominicana fue concebida por Juan Pablo Duarte y que la primera vez que su forma y contenido aparecen descritas fue en el sagrado juramento de los trinitarios. De igual forma, se ha consignado que, al momento de diseñar la enseña tricolor, Duarte tuvo como modelo la bandera haitiana que ondeaba sobre toda la isla, que estaba integrada por dos franjas horizontales, la superior azul y roja la inferior. Para diferenciar la bandera dominicana de la del dominador, también se sabe que el patricio colocó una curz blanca en el centro, al tiempo que dispuso que alternar sus colores. Justo es señalar que nada de eso fue al azar, pues todo tenía un propósito y un significado especial.

El color blanco de la Cruz. En otro trabajo posterior me referiré al significado que los poetas han atribuido a los colores de la Bandera nacional; significado que con acendrado fervor patriótico conocen y memorizan nuestros niños en el sistema escolar dominicano. Debe recordarse que los haitianos crearon su bandera a partir del estandarte nacional francés que durante varios siglos señoreó en la parte francesa de la isla de Santo Domingo. (Esa misma bandera también flotó en la parte española, aunque por breve período, cuando la llamada Era de Francia, 1803-1808.) Ahora bien, de los tres colores que conforman la bandera francesa, Jean Jacques Dessalines hizo suprimir el blanco porque le atribuía todas las desgracias padecidas por los esclavos africanos a lo largo del degradante sistema esclavista de las plantaciones que imperó en el Santo Domingo francés, que desde 1804 se conoce como República de Haití. Para el imperio francés, el blanco en su bandera era símbolo de realeza; para Duarte, en cambio, en cuyo esquema de liberación nacional no se discriminaba ni se rechazaba razas, la inclusión del color blanco en la bandera dominicana significaba precisamente lo contrario de cuanto propugnaban los haitianos, en virtud de que el patricio nunca fomentó la exclusión de ningún ciudadano por el color de su piel. En este sentido, uno de los principios fundamentales que inspiraron la revolución independentista fue el de la unidad de las razas, de conformidad con lo que puede leerse en el “Diario” de Rosa Duarte. En efecto, al referirse a La Trinitaria, la devota hermana del libertador de los dominicanos escribió que, desde el mismo 16 de julio de 1838, los trinitarios se proclamaron en nación libre e independiente y simultáneamente juraron defenderla hasta con la vida si hubiese sido necesario. En adición, los revolucionarios declararon “que todo el que contrariase de cualquier modo los principios fundamentales de nuestras instituciones políticas se colocaba ipso facto y por sí mismo fuera de la ley, que la ley no reconocía más vileza que la del vicio, ni más nobleza que la de la virtud, ni más aristocracia que la del talento, quedando para siempre abolida la aristocracia de la sangre como contraria a la Unidad de raza…”

¿Por qué la Cruz? Alcides García Lluberes sostiene que el uso de la Cruz por parte de Duarte, tanto en el juramento trinitario como en la bandera, tuvo doble motivo: uno, de carácter histórico y, el otro, religioso. En los albores del siglo XIII, un 16 de julio de 1212, los reyes cristianos de Castilla, León, Aragón y Navarra derrotaron a miles de mulsumanes en la batalla de las Navas de Tolosa. Los cronistas afirman que los monarcas “se valieron de la Cruz para excitar al combate”, y que ello constituyó un gran estímulo para lograr la victoria frente a sus enemigos. Asimismo, añaden que a partir de entonces cada 16 de julio la Iglesia católica ha celebrado “El triunfo de la Santa Cruz”, en recordación de tan resonante victoria. Como puede constatarse, no fue casual el hecho de que Duarte escogiera el 16 de julio de 1838, día del Carmen, para instalar la sociedad secreta La Trinitaria; como tampoco fue un Cisne Negro lo que inoculó en Duarte la idea de insertar una cruz blanca en la bandera nacional. Los conservadores o afrancesados de 1844 se burlaban de los duartistas, los motejaban “filorios” y despectivamente los llamaban “muchachos”, porque eran muy jóvenes (Duarte, que era el mayor, apenas tenía 21 años en 1838). Sin embargo, cuando se estudia cuidadosamente la magna obra política de los trinitarios, al igual que su inmenso legado patriótico, puede constatarse que cuando esos “muchachos” liderados por Duarte decidieron acometer la singular proeza de liberar al pueblo dominicano de la dominación haitiana, no estaban jugando ni mucho menos improvisando: ¡sencillamente eran conscientes de que estaban creando un Estado y, consecuentemente, una nueva nación, la nación dominicana!

Noticias destacadas