República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Salud

Por qué la pandemia acabará antes en EE UU que en Europa

  La mayor dependencia de Europa que Estados Unidos a la vacuna anti-Covid de AstraZeneca puede provocar que la UE llegue más tarde a la inmunidad de rebaño. Así lo considera un informe de Deutsche Bank Research, que sitúa la inmunización colectiva en EE UU en el segundo trimestre y en Europa podría retrasarse al tercer trimestre si […]




  La mayor dependencia de Europa que Estados Unidos a la vacuna anti-Covid de AstraZeneca puede provocar que la UE llegue más tarde a la inmunidad de rebaño. Así lo considera un informe de Deutsche Bank Research, que sitúa la inmunización colectiva en EE UU en el segundo trimestre y en Europa podría retrasarse al tercer trimestre si se confirma una eficacia menor del producto de la compañía británica. Una menor población y un mayor peso de los productos de Pfizer y Moderna provocarán que Washington acabe antes con la pesadilla de la pandemia. Para hacer estos cálculos, el banco alemán ha tenido en cuenta los contratos de Washington y Bruselas con la industria farmacéutica sobre el suministro de vacunas para frenar la pandemia de Covid-19. Además, recoge los datos de los tres productos más avanzados, ya que solo Pfizer/BionTech, Moderna y AstraZeneca han presentado resultados de eficacia y son los únicos que previsiblemente estén en el mercado en los primeros meses del año. El problema para los países europeos es que, de momento, en los datos preliminares, la vacuna de AstraZeneca y de la Universidad de Oxford es menos eficiente que las de Pfizer y Moderna. En concreto, el producto previene solo el 62% de los contagios con dos dosis, la administración prevista inicialmente. Sin embargo, con una dosis y media, muestra una efectividad del 90%. La media, según esos dos ensayos clínicos, sería del 70%. Europa depende mucho más de AstraZeneca que EE UU. La UE ha contratado un suministro de 300 millones de dosis (más 100 opcionales) al laboratorio británico. A Pfizer ha pedido otros 200 millones (más 100 opcionales) y a Moderna 80 millones (más otros 80 adicionales). Esos viales iniciales sirven para 280 millones de habitantes de los 446 millones totales del club de los 27. “Es casi seguro que para la inmunidad de rebaño en la UE se lograría en el verano, incluso si la de AstraZeneca fuera solo eficiente en un 70% y requiriera dos inyecciones”, destaca el estudio. La entidad financiera calcula que Europa podría alcanzar el ritmo de inmunización de EE UU si Janssen, la filial farmacéutica del grupo Johnson & Johnson, ofrece buenas noticias. Su candidata es otra de las alternativas más avanzadas, pero de momento no ha publicado datos de eficacia y su distribución se prevé algo más tardía. En el caso de la aprobación en el primer trimestre, de abril a junio ya podrían estar inmunizados el 80% de los europeos. Pero depende de la eficacia final de AstraZeneca y de si Janssen lo logra. “Si no se cumple ninguna de estas condiciones, es probable que la inmunidad colectiva en Europa se retrase unos meses, hasta el tercer trimestre”, estiman desde la entidad financiera.
“EE UU debería poder inmunizar a los estadounidenses más vulnerables gracias únicamente a Moderna y Pfizer. Ni siquiera depende de AstraZeneca para alcanzarlo. Pero con una buena vacuna de AstraZeneca, además de las altamente eficaces Pfizer y Moderna, es muy probable que EE UU tenga suficientes dosis de vacuna para inmunizar al 90% de la población a mediados de 2021, cómodamente superior a lo que se requerirá para la inmunidad colectiva”, se explica en el informe. Y es que con las compras a Pfizer y Moderna ya cuentan con un importante camino avanzado para inmunizar a los 329 millones de estadounidenses. Deutsche Bank indica que incluso solo con esas dos vacunas, el presidente electo Joe Biden puede ver cómo en el segundo trimestre se alcanza la inmunidad de grupo. El banco alemán sitúa ese nivel de inmunización en el 60% de la población, cuando ese porcentaje de habitantes ya ha sido vacunado y se interrumpa la transmisión vírica en la comunidad. Pfizer adelantó recientemente que ha concluido el primer ensayo en fase III de una vacuna anti-Covid, que cuenta con una eficacia del 95%, y que ya solicita la autorización de uso de emergencia a la Agencia del Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés). La compañía de Nueva York, y su socio alemán BioNTech, esperan comenzar a distribuir en diciembre las primeras dosis en ese país. En este caso, el gobierno de Donald Trump alcanzó un acuerdo de suministro de 300 millones de viales en 2021, de los que 100 millones se deberían entregar cuando se apruebe el producto. En este caso, se requieren dos inyecciones por persona. En el caso de Moderna, la eficacia de los datos preliminares es igualmente elevada, del 94,5%. Por el pacto comercial, la compañía de Boston debe aportar 100 millones de envases, más otros 400 millones opcionales. Aunque algo más retrasada en plazos, se prevé que en unas semanas también esté disponible. El menor peso de los pedidos europeos sobre todo a Moderna, aunque también a Pfizer, y probablemente la aprobación algo más tardía de la Agencia del Medicamento Europea que de la FDA, hará que la inmunización de rebaño se retrase. El banco alemán considera, en cualquier caso, que se alcanzará en el segundo trimestre, y solo se retrasará si AstraZeneca no logra confirmar la eficacia del 90%. “Con la tasa de transmisión viral disminuyendo durante los meses de verano, es poco probable que este retraso en la inmunidad colectiva total sea negativo”, se apunta en el estudio. Deutsche Bank calcula que tanto en Europa como al otro lado del Atlántico puede conseguirse en el primer trimestre (primero en EE UU) la protección a los profesionales sanitarios de primera línea y a los mayores de 65 años (alrededor del 20% de la población). “El objetivo debe ser la inmunidad colectiva”, indica el informe, que refleja que es probable que la mayoría de la actividad económica se reanude una vez que los miembros vulnerables de la sociedad estén inmunizados, principalmente los ancianos.

Fin de la pandemia en verano

Tras conocerse la efectividad de la vacuna de AstraZeneca este lunes, el análisis de Deutsche Bank sugiere que ahora “estamos en camino para que la mayoría del mundo desarrollado inmunice a su población vulnerable al Covid en la primavera y a toda la población a mediados de año”. “Dependiendo del ritmo de distribución de la vacuna, esta estimación puede incluso mejorar, ya que algunos países logran la inmunidad colectiva antes del verano”, se destaca en el informe. “La noticia de las vacunas combinadas de las últimas semanas es una victoria sin precedentes para la ciencia que conducirá a un ritmo de normalización mucho más rápido en nuestra vida diaria en comparación con lo que hubiéramos asumido hace apenas unas semanas. Para la primavera, las cosas deberían verse mucho más cerca de lo normal”, se añade. Proporcionado por EL PAÍS .

Noticias destacadas