República Digital - Indotel Anuncio

22 de abril del 2021

Mundiales

¿Por qué los años empiezan en enero y no en agosto?

Externa Ilustración del emperador Julio César (Fuente: iStock)En todos los puntos del planeta el año no empieza en la misma fecha, siendo el ejemplo más claro el Año Nuevo chino. Se trata de la festividad tradicional más importante del año calendario chino, celebrada también en otros países del este de Asia. En el caso de los asiáticos, esta […]




Externa Ilustración del emperador Julio César (Fuente: iStock)En todos los puntos del planeta el año no empieza en la misma fecha, siendo el ejemplo más claro el Año Nuevo chino. Se trata de la festividad tradicional más importante del año calendario chino, celebrada también en otros países del este de Asia. En el caso de los asiáticos, esta fecha está basada en el calendario lunisolar​ tradicionalmente utilizado en China. Las celebraciones comienzan el primer día del primer mes lunar y terminan el día 15, cuando se celebra el Festival de los faroles. Durante este periodo, se produce la mayor migración humana del planeta, el "movimiento de primavera", con millones de personas viajando a sus lugares de origen para celebrar las fiestas con sus familias. © Proporcionado por El Confidencial F. S.   El año 4718, según el calendario chino, comenzó a finales de enero de 2020. Y su cómputo parte desde el año 2697 a. C. El año de este calendario tiene 354 días, y el año nuevo puede variar entre finales de enero y principios de febrero (el año pasado fue el 5 de febrero, por ejemplo). Pero cuando miramos nuestro calendario, el año empieza el 1 de enero y tiene una explicación: todo se debe a las fiestas paganas romanas y al calendario que el emperador Julio César introdujo hace 2.000 años. Las fiestas paganas romanas Tradicionalmente, el año nuevo comenzaba el primer día de marzo. Sin embargo, era en enero cuando los cónsules de la Antigua Roma asumían el gobierno, por lo que Julio César, en el año 47 a. C., modificó el sistema, y creó el calendario juliano. Así, los romanos dedicaron entonces el día 1 de enero a Jano, el dios “de las entradas, y los comienzos”. El mes de enero (‘januarius) recibió este nombre en honor a Jano, “que tenía dos caras… una que miraba adelante y una que miraba atrás”.​
 
Foto: iStock
© Proporcionado por El Confidencial Foto: iStockFoto: iStock
Con algunas modificaciones realizadas en tiempos del cónsul Marco Antonio en 44 a. C., el emperador Augusto César en el 8 a. C. y finalmente por el papa Gregorio XIII en 1582. Dicho calendario se sigue utilizando,​ y la celebración se ha caracterizado por seguir con el significado religioso que prevaleció durante la Edad Media. Con la expansión de la cultura occidental al resto del mundo durante el siglo XX, el 1 de enero se convirtió en una fecha de carácter universal, salvo en algunos lugares como comentábamos anteriormente.​ Desde entonces, el Año Nuevo es uno de los principales festejos del planeta, y en muchos lugares suele iniciar desde la noche del 31 de diciembre del año que termina. Grandes eventos se realizan en las principales ciudades durante la Nochevieja (víspera del Año Nuevo correspondiente al 31 de diciembre), y son acompañadas con los más grandes eventos de pirotecnia.

Noticias destacadas