República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Deportes

Postemporada con rayas azules, los Yankees a la Serie Divisional por decreto del Juez

Octubre se vistió de rayas azules. El equipo que más ha pintado de triunfos el mes más bello de las Grandes Ligas vuelve a los días de donde nunca debió marcharse para añadirle esa parte que inexplicablemente le faltaba a la postemporada. Los Yankees ya están aquí para pelear de tú a tú con todos. […]




Octubre se vistió de rayas azules. El equipo que más ha pintado de triunfos el mes más bello de las Grandes Ligas vuelve a los días de donde nunca debió marcharse para añadirle esa parte que inexplicablemente le faltaba a la postemporada. Los Yankees ya están aquí para pelear de tú a tú con todos. Después de años en la sombra, la reconstrucción del conjunto de Nueva York se convirtió en realidad el martes en la noche con el triunfo 8-4 sobre los Mellizos, que ciertamente merecen aplausos, aunque siguen con el miedo escénico a los momentos críticos, donde se produce la separación entre los elegidos y los abrumados. Tras una primera entrada donde la promesa de Luis Severino se esfumó bajo el peso de dos cuadrangulares y tres anotaciones, los Yankees se dieron a la tarea de minimizar el efecto ofensivo de Minnesota sobre los hombros de un héroe del que se espera poco y ofrece mucho. ¿Quién iba a decir que Didi Gregorios iba a llenar los zapatos de Derek Jeter de manera tan digna? Claro que nunca será el gran capitán, pero tomó algo de su capacidad para producir a la hora buena al pegar un jonrón con dos a bordo que empató el choque 3-3.
Brett Gardner traería la diferencia con otro palo de vuelta entera en la segunda antes de que los Mellizos, tercos y tenaces, igualaran la pizarra a cuatro carreras, creando una situación tensa en el Yankee Stadium.
Quedaría todo listo en el parque, convertido en una enorme corte, para que el juez Aaron Judge impusiera su ley con uno de sus característicos batazos de cuatro esquinas, esta vez con uno a bordo, para darle a su equipo la seguridad del viaje a Cleveland para medirse a los poderosos Indios de Francisco Lindor. Antes de terminar el recorrido de las bases podían escucharse los cantos de "MVP, MVP'' en elogio de Judge, pero nada de esto hubiera sido posible sin ese mecanismo casi perfecto de brazos humanos que dan en llamar bullpen, con destaque especial para Dave Robertson, quien laboró 3.1 entradas de 52 envíos y cinco ponches -marcas personales- en rescate de los Yankees en general. Mientras Minnesota se desplomaba, el relevo de Nueva York colgaba cero tras cero hasta llegar a las manos de Aroldis Chapman, quien sacó los últimos tres outs y desató una alegría contagiosa en el estadio del Bronx con la primera victoria de postemporada desde el 2012. Los Yankees por derecho propio en la Serie Divisional. Como debe ser.

Noticias destacadas