República Digital - Indotel Anuncio

12 de abril del 2021

Opinión

Precedente

Es posible que con 89 cadáveres allí enterrados el presidente Danilo  Medina no tenga mas alternativa que “oficializar” el improvisado  cementerio del sector La Piña, en  Los Alcarrizos, 390 mil metros cuadrados que se ha dicho pertenecen al Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y el Banco de Reservas.  También es posible que por culpa del […]




Es posible que con 89 cadáveres allí enterrados el presidente Danilo  Medina no tenga mas alternativa que “oficializar” el improvisado  cementerio del sector La Piña, en  Los Alcarrizos, 390 mil metros cuadrados que se ha dicho pertenecen al Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y el Banco de Reservas.  También es posible que por culpa del desorden y la ausencia total de planificación que  terminó convirtiendo a Los Alcarrizos en uno de los municipios  mas densamente poblados del país, razón por la cual exhibe  grandes carencias  en materia de infraestructura y servicios  básicos, entre ellos un cementerio  como Dios  manda y exigen  las ordenanzas municipales y de Salud Pública, resulte fácil  encontrar los   argumentos necesarios  para justificar o defender las acciones de los comunitarios  que en medio de su desesperación, y tras pasarse  dos días con el cadáver de la señora Lourdes María rebotando de  cementerio en cementerio sin poderlo enterrar, decidieron convertir unos terrenos baldíos en un improvisado camposanto que desde entonces no ha dejado  de recibir huéspedes permanentes. Pero la manera en que han resuelto su problema los comunitarios de Los Alcarrizos, que alegan que el único decreto  que necesitan para oficializar su cementerio son los cadáveres allí enterrados, sentará un precedente  que, para bien o para mal, tendrá carácter  oficial cuando reciba la bendición del presidencial decreto que declare esos terrenos de utilidad pública. Por: Claudio Acosta.

Noticias destacadas