República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Política

Primarias del PLD, unidad y triunfo o destrucción partidista

Por FERNANDO PEÑA.     Aparte del sectarismo, de las evidentes maltrechas relaciones de los danilistas y leonelistas, del escándalo escenificados por los leonelistas y su líder frente al Congreso Nacional con los motoconchistas, gentes llevadas y una parte del PRM de Luis Abinader, para impedir la modificación constitucional y la posibilidad de repostulación de Danilo Medina, el […]




Aparte del sectarismo, de las evidentes maltrechas relaciones de los danilistas y leonelistas, del escándalo escenificados por los leonelistas y su líder frente al Congreso Nacional con los motoconchistas, gentes llevadas y una parte del PRM de Luis Abinader, para impedir la modificación constitucional y la posibilidad de repostulación de Danilo Medina, el PLD tiene ahora la gran prueba de realizar su primaria en octubre seis y elegir su candidato presidencial. En ese escenario del seis de octubre se sabrá quién es quién en ese partido, será definitorio y definitivo para establecer quién es el líder máximo, quien es que controla, donde están las simpatías paritarias y de una parte de la población, y se sabrá si triunfará el sistema de primarias. Concluida esa elección tendrán que aceptar los resultados, no habrá espacio para los que se consideren víctima de su absurda soberbia, tendrán que acatar la democracia interna, porque el pueblo dominicano está muy atento de los actores y acciones de los peledeistas. ¿qué hay en juego? En juego está su permanencia en el Poder, el gobierno y la unidad del PLD. Es primarias generales, abierta, en las que todos los ciudadanos podrán acudir a las urnas para decidir quién serán el candidato presidencial del partido de gobierno. Es una competencia interna que marcara el rumbo, el destino del PLD y su cúpula dirigencial. Increíble decirlo, decidirá el sentido del voto de muchos electores y militantes políticos. Todo indica que la competencia será entre Gonzalo Castillo y el tres veces presidente Leonel Fernández. Leonel Fernández luce un candidato incómodo, degastado por sus tres periodos de gobierno, señalado sus principales colaboradores en actos de corrupción, débil internamente, maniobra con sectores extra partido y con la presión de la calle, como lo sucedido frente al Congreso Nacional. Ahora, para el seis de octubre, es muy limitado el margen de maniobra que tiene. No obstante, es sagaz, astuto y juega a la percepción y al manejo mediático. Si se descuidan los vence, porque además su condición de ex presidente les da ganancia ante cientos y miles de gente que en sus tres periodos de gobiernos fueron, de una u otra forma, beneficiados. Gonzalo Castillo cuenta con recursos institucionales, es la otra cara de Danilo Medina, o por lo menos así lo ve y dice la gente. Cae simpático a las mujeres y los jóvenes, lo ven con simpatía, es el promedio de la gente, sin dotes intelectuales ni de Poder, asume de hombre sencillo. No me parece difícil de prever lo que pueda llegar a pasar el 6 de octubre en el PLD. Pero auguro conflictos, disgustos… Sostengo que de lo que pase ahí, de la elección del seis de octubre en la interna del PLD, nos dará una imagen bastante fiable de la posibilidad de que el poder se decida a una sola vuelta o haga falta una segunda votación para las elecciones del 2020. Unido en un solo bloque, sin pose ni maquillaje, con todos los aliados a su alrededor alcanzaría el PLD un porcentaje que sobrepase el 50 más uno de los votos que garantizarían la victoria en una primera votación. De lo contrario, si se dividen, se irán del poder y el PLD se encaminaría a su autodestrucción.

Noticias destacadas