20 de septiembre del 2021

Opinión

Punto Final

Resulta algo ”dicotómico” leer en algunos analistas dominicanos, que en su momento, escribieron bondades que resultaban ser loas exhaltables cuando halagaban los logros, a su entender, del entonces gobierno del presidente Danilo Medina y el Partido de La Liberación Dominicana. Hoy sus escritos se convierten en cañones y bombardeos como si se tratara de dar […]





Resulta algo ”dicotómico” leer en algunos analistas dominicanos, que en su momento, escribieron bondades que resultaban ser loas exhaltables cuando halagaban los logros, a su entender, del entonces gobierno del presidente Danilo Medina y el Partido de La Liberación Dominicana.


Hoy sus escritos se convierten en cañones y bombardeos como si se tratara de dar una opinión del enemigo mas acérrimo, y esto solo con la finalidad de actuar en consonancia con las ejecutorias del gobierno actual y congraciarse con funcionarios y como no, con el actual presidente de la Republica Luis Rodolfo Abinader Corona.


Esos mismos, aquellos que fueron beneficiados con posiciones gubernamentales, publicidad del estado, ahora escriben y plasman con sus plumas que no sabían nada de nada.


No existe en el mundo nadie mas informado y enterado que quienes escriben para los medios de comunicaciones, y aveces hasta los son mas enterado que el presidente de la Republica.


Pero ellos, los que se beneficiaron antes, parece estaban zombies, desmemoriados, endrogados del disfrute de la miel que derramaba el panal gubernamental del momento.


Hoy que se destapan presuntos corruptos, y que navegan en el océano, mencionados como contertulios de bandas marinas que componen las operaciones Coral, Pulpo y Medusa, los columnistas que se identificaron con aquel gobierno, nunca vieron que había corrupción, nunca vieron que se vilipendiaba el erario, haciéndose los inocentes de las incidencias de ocho años de gobierno cual si estuvieran de vacaciones en Marte.


Ahora, se montan en el nuevo tren, si, en el mismo metro construido por los gobiernos del PLD y ni siquiera se fijan que solo se cambio el logo y que el tren hace todos los días las mismas rutas desde hace 16 años, van en el porque se cambio al conductor y este también necesita de sus halagos como en el pasado, y sin este darse cuenta de que cuando sea sustituido vendrán contra él los escritos malvados y desconsiderados para congraciarse con el que se posicionara.


Con esto no digo, que no hubo corrupción, con esto no expreso que no estoy de acuerdo que los corruptos vallan a la cárcel, soy participe de que todos los que robaron, si les son probados los cargos paguen ante la justicia,


Punto final.

Noticias destacadas