República Digital - Indotel Anuncio

22 de abril del 2021

Política

Qué Se Dice: Paliza se quedó corto

Por Claudio Acosta. Desde antes de tomar posesión este gobierno prometió, y así lo han reiterado varios de sus funcionarios, que no se producirán cancelaciones masivas en las instituciones del Estado, como también prometió, a modo de anticipada aclaración, que los que no rinden ninguna labor o función por el salario que reciben, es decir […]




Por Claudio Acosta. Desde antes de tomar posesión este gobierno prometió, y así lo han reiterado varios de sus funcionarios, que no se producirán cancelaciones masivas en las instituciones del Estado, como también prometió, a modo de anticipada aclaración, que los que no rinden ninguna labor o función por el salario que reciben, es decir que cobran sin trabajar, e´pa´ fuera que van. Y eso es lo que ya empezó a ocurrir, pues la realidad con la que se han encontrado las nuevas autoridades, que según sus declaraciones supera por mucho lo que esperaban encontrar aún en el peor de los escenarios, obligaba a actuar de inmediato y sin mayores consideraciones. Cierto es que, como ha sido el caso del sociólogo Dagoberto Tejada, no todos los que fueron incluidos en los decretos con los que el presidente Luis Abinader destituyó a 100 funcionarios de la pasada gestión son botellas, un “error” que ya fue enmendado con la anulación de su cancelación. Pero no creo que ningún peledeísta se atreva a defender, por más cínico o descarado que sea, la destitución de 29 subdirectores en los Comedores Económicos, 25 en la Autoridad Portuaria Dominicana y otros 14 en el INAPA. Entrevistado ayer en el Listín Diario, el Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, se quejó del desorden encontrado, y puso como ejemplo el Ministerio de Educación, donde las pasadas autoridades “no dejaron ni un libro impreso”. Pero también dijo a sus entrevistadores, sin que le estuvieran preguntando, que los integrantes de la pasada administración pensaban y actuaban como si el Estado dominicano fuera una piñata. Muchos son los que estarán de acuerdo con la afirmación, pero cuando pienso en todos esos subdirectores cancelados, o en los montos de los bonos y pensiones que se otorgaron a sí mismos los pasados directivos del Banco de Reservas, tengo que llegar a la conclusión de que el presidente del PRM se quedó demasiado corto.

Noticias destacadas