República Digital - Indotel Anuncio

13 de mayo del 2021

Opinión

“¿Quién tiene la Agenda secreta?…

Miguel Sang Ben. La cuestión no necesita referencias, Donald Trump y su némesis (en cuanto veleidad de las antípodas), Kim Yong Um ¿terminarán reuniéndose el 12 de junio próximo en Singapur? La secuela de los desencuentros con la “monarquía” proletaria existente y superviviente de la historia (luego del fin de la sucesión castrista) no son […]




La cuestión no necesita referencias, Donald Trump y su némesis (en cuanto veleidad de las antípodas), Kim Yong Um ¿terminarán reuniéndose el 12 de junio próximo en Singapur? La secuela de los desencuentros con la “monarquía” proletaria existente y superviviente de la historia (luego del fin de la sucesión castrista) no son pocos y, por lo tanto, no lo llevamos en cuenta.

Trump y Kim reseñan la guerra “latente” de la última de los “levantamientos” marxistas alrededor del  mundo (Grecia, Indochina, Malasia, y Corea) de imponer regímenes de su signo ideológico luego de terminada la Segunda Guerra Mundial.

La más sonada y duradera (1950-53) todavía no termina porque no se establece un cese al fuego en la de la península coreana, ya que se internacionalizó bajo la bandera de la naciente Organización de las Naciones Unidas, por un lado, y “un millón de voluntarios chinos”, por el otro. Por eso es la “guerra olvidada o la guerra inacabada”.

Creo que la imagen del “GI Joe” comenzó en la Guerra Coreana. El ataque de los “voluntarios” chinos fue tan aterrador que redujo la presencia norteamericana a la punta de la península en Pusan, una vergüenza que el mismísimo Gral. MacArthur  debió empeñarse en empujar a los “invasores” hasta recuperar a Seúl. Tan desesperada pareció la situación que el general reclamó que lanzaran la bomba atómica sobre China, significándole su relevo.

Se puede decir que se cerró Corea apresuradamente para asumir otra gran hecatombe militar del siglo XX, Vietnam. Pero, centrémonos en la que no termina: ¿van Trump o Kim a tener en la Agenda “oculta” declarar “finiquitada” una guerra hija de la Segunda Guerra Mundial como resultado inesperado de un reacomodo del Tablero Mundial?

Es el protagonismo tan grande que solo reconocemos el laborantismo de un actor en este drama-comedia-tragedia. El papel asumido por el presidente Moon Jae-In, de Corea de Sur, ha sido de un bajo perfil pero de una alta eficiencia.  Ha logrado la cumbre intercoreana y ¿habrá provocado el interés de Kim de resolver el fin de la guerra y la integración económica de las dos Coreas?

Parece que la noticia de este encuentro es por la fama de “buscapleitos”, pero la urgencia, parece por encima de ellos: la necesidad de un “logro” diplomático para un presidente norteamericano harto de sin sabores, pero más de una dinastía cuyo representante es el único con educación occidental y con la presión de lograr el desarrollo y equipararse con la nueva globalización.

Recordemos que el giro copernicano de la situación se dio cuando Kim Yong Um visitara Beijng en una viaje secreto en Marzo de 2018. Ahora Trump se reúne con un enviado especial, un Gral. De cuatro estrellas con una carta de Kim. ¿Estaría en dicha carta la “Agenda” secreta de la reunión del 12?

Para entender la historia de los mensajes, ver el reporte del superespía enviado a la Casa Blanca en El País, de Madrid, España: 

https://elpais.com/internacional/2018/06/01/estados_unidos/1527876559_444008.html

Para una reseña de la Guerra de Corea, ver el siguiente texto:

https://historiayguerra.net/2014/06/25/resumen-de-la-guerra-de-corea-1950-1953/

El reportaje gráfico sobre la vista secreta a Beijing, ver el enlace siguiente:

https://elpais.com/elpais/2018/03/28/album/1522219657_121770.html#foto_gal_12

Noticias destacadas