República Digital - Indotel Anuncio

07 de mayo del 2021

Opinión

Quieren, pero no pueden

Los partidos quieren írsele arri­ba al gobierno, pero no saben cómo hacerlo. La norma es res­petar los cien días del inicio, un período ya superado. Ninguno, sin embargo, tira la primera piedra, aunque ganas no les falta. Incluso, y es parte del fenómeno, quisieran tener una excusa. El caso de los chiquitos. Quieren el dinero […]




Los partidos quieren írsele arri­ba al gobierno, pero no saben cómo hacerlo. La norma es res­petar los cien días del inicio, un período ya superado.

Ninguno, sin embargo, tira la primera piedra, aunque ganas no les falta. Incluso, y es parte del fenómeno, quisieran tener una excusa.

El caso de los chiquitos.

Quieren el dinero que se les asigna por Presupuesto, y ante el juego de la Junta Central Electoral y la Dirección de Presu­puesto, amenazan.

¿Con qué amenazan? El vocero de una confraternidad política le mandó a decir al presidente Luis Abinader qué en el 2024 no se queje.

Dicho en romance sería “con nosotros no cuente”.

Nada de lenguaje subliminal, sino direc­to, para que se entienda.

El partido pequeño, y mucho más si an­da en trulla, es interesado, y no le gusta que le calienten el tomate, pues “los cuartos de la Junta” es la vacuna contra la inopia.https://www.ad-sandbox.com/static/html/sandbox.html

Ven un gobernante generoso, y piensan que si lo es con otros sectores menos signifi­cativos ¿por qué con ellos no?

Cuando se hace un pronunciamiento al respecto públicamente, es porque se inten­tó por canales oficiosos, y todos cerrados.

Aunque, vista la crudeza del mensaje, el chantaje está en pie, y lo que no se consi­gue por las buenas, se intenta ahora por las malas.

Esos grupos tienen poco average, pero son decisivos en el extraining, o si anticipan respaldo, se evita el pase.

Esos núcleos que son de guerra y saben so­brevivir el día caluroso y la noche fría del de­sierto, confían en que el jefe de Estado busca­rá un nuevo mandato y ellos clave de sol.

Tienen su partitura, La Patética, y lo que falta es que el presidente Abinader sepa leerla y disponga cada instrumento para mejor armonía.

La advertencia no surtió el efecto, pues no sabe de desembolso extraordinario, o si se hubiera hecho, Román Jáquez se encuentra fuera del país en papel de observador.

Para el 2024 falta mucho, aunque nada se cumple con más prisa que el tiempo polí­tico. Y en ocasiones conviene apurarse.

Noticias destacadas