República Digital - Indotel Anuncio

14 de abril del 2021

Deportes

RD sale gananciosa con esa sede

Por Hugo López Morrobel. Para países con una pobre infraestructura deportiva constituye un problema realizar inversiones multimillonarias para el montaje de eventos de primer nivel, como son los Panam y Centroamericanos y del Caribe. Cuando por primera el país se solicitó la sede de unos Centroamericanos, 1974, ´la mejor instalación deportiva, fuera de los estadios […]




Por Hugo López Morrobel. Para países con una pobre infraestructura deportiva constituye un problema realizar inversiones multimillonarias para el montaje de eventos de primer nivel, como son los Panam y Centroamericanos y del Caribe. Cuando por primera el país se solicitó la sede de unos Centroamericanos, 1974, ´la mejor instalación deportiva, fuera de los estadios de béisbol profesional, era la cancha del parque Eugenio María de Hostos. Allí se jugaba baloncesto superior y las populares carteleras de lucha libre profesional, donde Jack Veneno, era la máxima atracción. Para ese entonces, parecía una verdadera locura embarcarse en un proyecto de esa magnitud, en un país con graves inconvenientes en su economía. Empero, en ese 1974 se realizaron unos juegos exitosos, y lo mejor de ellos, fue el legado de obras, todavía todas en uso, ubicadas casi en su totalidad en el denominado Centro Olímpico Juan Pablo Duarte. Luego, en 1986, se montaron los Centroamericanos en Santiago,a cuyas instalaciones, lamentablemente no se le ha sacado el “jugo”, mientras una parte de su legado ha sido robado sin misericordia por políticos y empresarios, sin que nadie diga nada, ni siquiera la justicia. En 2003, también parecía una verdadera locura realizar unos Juegos Panamericanos (palabra mayor), en momentos en que ya se estaba incubando la crisis económica. Sin embargo, el país salió por la puerta grande, al quedar con obras de primer nivel y la mejor participación competitiva, con un total de41, 10 de oro, cifra que obtuvo 16 años después en los Panam de Lima, Perú 2019. Por lo tanto, es una buena decisión solicitar la sede de los Juegos Centroamericanos de 2026, debido a que traerá beneficios sustanciales a la sociedad dominicana y a los atletas en particular, aparte de que la inversión no seráelevada, dado que ya contamos con toda la infraestructura necesaria. Sería también una buena oportunidad para rescatar algunas instalaciones que se han deteriorado por falta de mantenimiento. Estos Juegos de 2026 también serían una buena oportunidad para llevar competencias de diferentes disciplinas en ciudades del interior. Una decisión del presidente Danilo Medina y la aprobación del alcalde David Collado, que favorecerá a la clase deportiva en general.

Noticias destacadas