02 de agosto del 2021

Mundiales

Rebeldes hutíes de Yemen rechazan la tregua propuesta por Arabia Saudita

 Fayez Nureldine El ministro saudita de Relaciones Exteriores, Faysal bin Farhan (izq) durante una rueda de prensa el 22 de marzo de 2021 en Riad Arabia Saudita propuso este lunes un alto el fuego «global» para poner fin al conflicto en Yemen, aunque se topó con el rechazo de los rebeldes hutíes, que combaten desde hace […]




 Fayez Nureldine El ministro saudita de Relaciones Exteriores, Faysal bin Farhan (izq) durante una rueda de prensa el 22 de marzo de 2021 en Riad

Arabia Saudita propuso este lunes un alto el fuego «global» para poner fin al conflicto en Yemen, aunque se topó con el rechazo de los rebeldes hutíes, que combaten desde hace seis años al gobierno yemení, respaldado por Riad.

El reino, que dirige una coalición militar desde 2015, realizó varias propuestas, incluyendo un «cese del fuego global en todo el país bajo la supervisión de Naciones Unidas», según indicó el gobierno saudita en un comunicado.

Pero los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, el rival regional de Arabia Saudita, rechazaron la propuesta.

«Arabia Saudita debe declarar el fin de la agresión y levantar el bloqueo por completo, ya que presentar ideas que se han discutido durante más de un año no es nada nuevo», dijo el portavoz hutí Mohamed Abdelsalam, según la televisión rebelde Al Masirah.

Riad también propuso la reapertura del aeropuerto de Saná, la capital yemení, en manos de los rebeldes desde 2014, y reanudar las negociaciones políticas entre el gobierno yemení y los hutíes.

Recientemente, los rebeldes pusieron como condición a cualquier proceso de diálogo que se reabra totalmente el espacio aéreo y marítimo de Yemen, controlado por Arabia Saudita.

Por su parte, el gobierno yemení aplaudió la iniciativa de Riad en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

– «Queremos que las armas se silencien» –

«Queremos que las armas se silencien completamente», declaró a la prensa el ministro de Relaciones Exteriores saudita, el príncipe Faisal bin Farhan.

«La iniciativa entrará en vigor en cuanto los hutíes la acepten», añadió.

En abril de 2020, la coalición militar liderada por los sauditas inició un alto el fuego temporal en Yemen para impedir la propagación del coronavirus, pero los hutíes rechazaron la iniciativa, calificándola de maniobra política.

La última propuesta llega en un contexto de varios ataques con drones y misiles en el reino, algunos de ellos contra instalaciones energéticas, reivindicados por los insurgentes. 

Además, los hutíes están inmersos en una ofensiva para conquistar Marib, una ciudad estratégica del norte que es el último feudo del gobierno en ese sector.

La pérdida de Marib supondría un duro golpe para el gobierno y para Riad, pero también para los civiles, pues los campos de la región albergan a al menos un millón de desplazados. Además, los combates han dejado decenas de muertos en ambos bandos.

Si los insurgentes tomaran la ciudad, podrían contar con una nueva fuente de ingresos y con una posición de fuerza en eventuales negociaciones.

En los últimos días, los combates se intensificaron y los rebeldes se apoderaron de una posición estratégica. Un responsable militar progubernamental indicó a la AFP que Marib estaba «en peligro», aunque los bombardeos de la coalición podrían dificultar una conquista rápida de la ciudad.

La fuerza aérea de la coalición ha llevado a cabo decenas de bombardeos contra posiciones de los rebeldes, que respondieron atacando Riad con drones y provocando un incendio en una refinería de petróleo.

La ONU ha calificado la guerra en Yemen como la peor crisis humanitaria actual en el mundo y el mes pasado advirtió que la batalla de Marib podría tener unas consecuencias nefastas para los civiles. 

El conflicto ha dejado decenas de miles de muertos y millones de desplazados, según las organizaciones internacionales.

bur-ac-dm/sls/aem/mdz/jvb/mb

Noticias destacadas