República Digital - Indotel Anuncio

09 de mayo del 2021

Política

Reformismo de todos

Alexandra Izquierdo. El pasado fin de semana nos volvió a confirmar que las viejas costumbres son difíciles de cambiar. Por un lado y por el otro, con padrones viciados y sin el interés aparente de buscar el consenso, se celebraron reuniones del Partido Reformista Social Cristiano, perpetuando de paso las divergencias y parálisis que nos […]




Alexandra Izquierdo.
El pasado fin de semana nos volvió a confirmar que las viejas costumbres son difíciles de cambiar. Por un lado y por el otro, con padrones viciados y sin el interés aparente de buscar el consenso, se celebraron reuniones del Partido Reformista Social Cristiano, perpetuando de paso las divergencias y parálisis que nos tiene sumidos en años perdidos, tiempo de trabajo interno y externo que debiésemos estar invirtiendo camino al año 2020. Las recientes sentencias del Tribunal Superior Electoral, tanto la de diciembre del 2017, como la de abril de 2018, anuló las asambleas ordinarias convocadas por dirigentes reformistas en dos escenarios diferentes y contrapuestos, lo cual fue una invitación a reflexionar sobre el rumbo que ha tenido el partido desde que impuso el fin de la alianza con el PLD y la posterior alianza electoral con la oposición, sin escuchar la opinión de quienes teníamos una visión distinta. Esa práctica divisoria y reacia a escuchar opiniones distintas, nos ha llevado, a mi persona y diversos dirigentes reformistas de muchos años de militancia, a tomar la determinación de no hacernos parte de ningún proceso de elección de autoridades hasta que se establezca una auténtica mesa de diálogo, con delegados adecuados, pues seguir haciendo lo mismo no puede garantizar resultados distintos a lo que hemos obtenido en los últimos años, con procesos llenos de irregularidades, peleas estériles y desencuentros. Estamos a pocos meses del inicio del proceso electoral para unas elecciones determinantes como las del año 2020, por lo que seguir perdiendo el tiempo con asambleas ordinarias que serán muy posiblemente anuladas por el Tribunal Superior Electoral, son un error colosal que debemos dar por terminado, y en su lugar, abrir un espacio de negociación con todos los sectores del reformismo. El próximo 21 de junio el Partido Reformista Social Cristiano cumple 55 años de existencia. Con nuestro líder más trascendental a la cabeza, el presidente Joaquín Balaguer, supimos lo que era administrar el Estado. También, hemos sabido estar en la oposición, así como en alianza con otras fuerzas políticas y sociales que comparten nuestra visión de desarrollo, prosperidad, justicia e inclusión. A esa memoria le debemos un trabajo de fortalecimiento partidario, sin injusticias ni privilegios, para ser una alternativa viable de poder en los próximos años, así como un espacio donde mujeres y jóvenes perciban que tienen una oportunidad en igualdad de condiciones, sin importar sus orígenes, género o edad. A lo largo de mis 20 años de militancia ininterrumpida y 25 de servicio público, he sido testigo de momentos gloriosos y momentos difíciles, pero en todos ellos ha primado la sensatez, el sentido colectivo y la memoria histórica de lo que nos enseñó y legó el doctor Joaquín Balaguer. Ante esta álgida situación de fragmentaciones, debemos apostar por un reformismo de todos, y en esa línea, seguiremos siendo la voz del diálogo y la necesaria unidad partidaria que garantice la supervivencia del Partido Reformista Social Cristiano. Se lo debemos al presidente Balaguer, a quienes creen en nosotros y al futuro de la República Dominicana.

Noticias destacadas