República Digital - Indotel Anuncio

05 de mayo del 2021

Entretenimiento

Robert De Niro, el tipo duro de Hollywood

CIUDAD DE MÉXICO. ¿You talking To Me? (¿Me hablas a mí?) es sin duda una de las frases más emblemá­ticas del cine estaduniden­se. Pertenece a Taxi Driver del director Martin Scorsese y fue enunciada por uno de sus actores fetiches, Robert De Niro, quien hace poco regresó con él para filmar The Irishman, cinta que contará con el trabajo […]




CIUDAD DE MÉXICO.

¿You talking To Me? (¿Me hablas a mí?) es sin duda una de las frases más emblemá­ticas del cine estaduniden­se. Pertenece a Taxi Driver del director Martin Scorsese y fue enunciada por uno de sus actores fetiches, Robert De Niro, quien hace poco regresó con él para filmar The Irishman, cinta que contará con el trabajo del cinefotógrafo mexicano Rodrigo Prieto.

De Niro, ese hombre de mirada penetrante y un lu­nar sobre su mejilla derecha, cumple hoy 75 años, tenien­do tras de sí una carrera consolidada en el cine, dos premios Oscar, la instaura­ción de un festival de cine, el Tribeca Film Festival, y el de­seo de seguir activo, como lo demostró cuando se anun­ció que se unirá al reparto de The Joker junto a Joaquin Phoenix. “Las películas son un tra­bajo duro, el público no ve eso y tampoco lo hacen los críticos, pero significan mu­cho trabajo. Cuando estoy dirigiendo una gran escena dramática, parte de mí dice: “Gracias a Dios no tengo que hacer eso”, pues sé lo jodida­mente difícil que es actuar. Es la mitad de la noche, está helando y tienes que hacer esta escena, mientras que como director tienes que lle­var a los actores a ese punto. Es difícil de cualquier ma­nera”, expresó De Niro con respecto a ser actor. Nacido el 17 de agosto de 1943 en Nueva York, Robert De Niro es hijo de la poeta y pintora Virginia Admiral, así como del pintor expre­sionista Robert De Niro Sr., quien curiosamente des­pués de años de matrimonio se declaró homosexual. Al crecer en un ambiente en el que el arte era la materia pri­ma, no es de extrañar que al joven De Niro le haya atraído el ámbito de la actuación. Debutó en cine en 1973 en la cinta Muerte de un ju­gador, sin embargo, el gol­pe de suerte le llegó a ese chico–apodado Bobby Milk debido a que era muy del­gado y muy pálido– cuando un joven director llamado Martin Scorsese le fichó para Calles peligrosas, cin­ta que se estrenó hace 45 años, abriéndole las puertas de Hollywood a ese joven al que le quedaban muy bien los personajes duros.
Scorsese le regaló otros proyectos, que hasta el día de hoy se consideran como cintas clásicas, como Taxi Driver (1976), Toro salvaje (1980) o El rey de la comedia (1982). “Ojalá tuviera el co­nocimiento de las películas que Martin Scorsese tiene. Él es como una enciclopedia. Podría llamarlo y preguntar­le sobre cierta película y él lo sabría. Él ha visto todo y es genial”, ha dicho De Niro sobre Scorsese, quien cu­riosamente creció, al igual que De Niro, en Little Italy. Con un total de 115 proyectos rea­lizados desde 1965 hasta el día de hoy, De Niro es uno de los actores más res­petados de la industria Ho­llywoodense. Dentro de sus filmes importantes están El padrino: Parte 2 (1972), cinta que le dio el Oscar como Me­jor Actor de Reparto por el tra­bajo que hizo al encarnar a Vito Corleone, Érase una vez en América (1984), Los into­cables de Eliot Ness (1987), El cabo del miedo (1991) y Casi­no (1995). Más recientemente destacan Machete (2010), El becario (2015), Mi abuelo es un peligro (2016) y Manos de piedra (2016). “Lo más difí­cil de ser famo­so es que la gente siempre es amable contigo. Estás en una conversación y todos están de acuerdo con lo que dices, incluso si di­ces algo totalmen­te loco. Necesitas personas que puedan decirte lo que no quieres escuchar”, dijo De Niro, actor que se ha mos­trado discreto con su vida y quien no suele dar entrevistas. hch

Noticias destacadas