República Digital - Indotel Anuncio

07 de mayo del 2021

Opinión

Robinson Canó

Me apenó mucho la noticia que involucra a Robinson Canó, estelar segunda base, en el consumo de esteroides, el cual ocultaba mediante el uso de un diurético. ¡Qué pena! Pena, porque los números que viene acumulando lo llevarían a Cooperstown, es decir el salón de los inmortales, donde llegan los mejores de béisbol, los que […]




Me apenó mucho la noticia que involucra a Robinson Canó, estelar segunda base, en el consumo de esteroides, el cual ocultaba mediante el uso de un diurético. ¡Qué pena! Pena, porque los números que viene acumulando lo llevarían a Cooperstown, es decir el salón de los inmortales, donde llegan los mejores de béisbol, los que registran las mejores estadísticas tanto a la ofensiva como a la defensiva. Hasta el momento República Dominicana cuenta con tres miembros en ese exclusivo salón: Juan Marichal, Pedro Martínez y Vladimir Guerrero. Sin embargo, Sammy Sosa y Manny Ramírez, con cinco o más años de haberse retirado, pudieran haber sido exaltados pero a ambos se les atribuye el haber consumido sustancias prohibidas. Sammy Sosa registra promedio de 273, con 2,408 hits, 609 jonrones, 1,667 carreras remolcadas y ganador de múltiples premios. Se estila, en grandes ligas, que todo el que alcanza 500 cuadrangulares tiene un asiento reservado en Cooperstown, pero todo indica que todos los jugadores acusados de consumo de sustancia prohibida tienen un impedimento de entrada. El caso de Manny Ramírez es más grave aún, pues dio positivo en dos oportunidades, por lo que su promedio de 312, sus 555 cuadrangulares y 2,574 hits resultarán insuficientes para su entrada al salón. Es dolorosa también la situación de Alex Rodríguez, con estadísticas iguales y superiores a los mejores del mundo en toda su historia. Alex tiene promedio de bateo de 297, con 696 jonrones, 3,070 hits, 326 bases robadas, 2,002 carreras anotadas y 2,022 impulsadas. Esos datos corresponden a un círculo muy exclusivo, de cuatro o cinco peloteros, considerados los mejores de todos los tiempos. Pero la acusación que pesa sobre este carismático jugador lo dejará fuera del salón. ¡Qué Pena! Sin embargo, los números que tienen Albert Pujols y Adrian Beltré los llevarían al salón de los inmortales. A ninguno de los dos se les ha probado nada. Se espera también que David Ortíz, con más de 500 cuadrangulares y considerado el mejor bateador designado, pase al Salón de la Fama sin mayor inconveniente.

Por:

Danilo Cruz Pichardo .

Noticias destacadas