República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Opinión

Sabia e inteligente

Luis Encarnación Pimentel. Publica los sábados Los dos lideres actuales del PLD, que vuelvo a decir que se complementan y se necesitan para garantizar la unidad, la fortaleza y la permanencia de la organización en el poder, jugaron con inteligencia y sabiduría la ficha relativa al tranque con el tema de las primarias de los […]




Luis Encarnación Pimentel.
Publica los sábados Los dos lideres actuales del PLD, que vuelvo a decir que se complementan y se necesitan para garantizar la unidad, la fortaleza y la permanencia de la organización en el poder, jugaron con inteligencia y sabiduría la ficha relativa al tranque con el tema de las primarias de los partidos políticos, aun sin resolver. Un poco más de retraso y de espera -y un asunto interno, la mayoría morada en el Congreso lo convierte en un problema del país-, pero lo cierto es la idea de dejar la solución en manos de la opinión de cinco constitucionalistas que fue la mejor salida del momento para avanzar y que ninguna de las dos figuras que comparten el liderazgo del partido fundado por Bosch, Leonel y Danilo, apareciera derrotada por la otra. Es un lujo -y un riesgo- que a solo un año de instalado, ni el gobierno de Medina  ni el Partido encabezado por Fernández podían darse o correr. El PLD tiene muchos y buenos abogados , y con el aspecto legal que hay de por medio con las primarias abiertas se supone que todo el mundo está claro en lo que corresponde, pero el asunto era de buscar un  “bajadero” -o excusa- para salir del tranque, sin que se viera a una de las partes como derrotando a la otra. Cuando se tenga la opinión de los juristas -que deben ser dominicanos y debe la recomendación de los mismos estar apegada a la seriedad, a la ética y al respeto constitucional, no al deseo o conveniencia de quien pague la consulta-  la decisión a tomar por el órgano político y luego por la bancada del PLD en el Congreso ya no sería ni de Leonel ni de Danilo. Ahí los deseos quedarían a tabla raza, prevaleciendo la armonía interna y la cohabitación de los dos importantes liderazgos. Para Danilo Medina, con mayoría actual en el CP, sería muy cuesta arriba y de gran costo político, primero, imponerse y llevarle la contraria a  la mayoría de los actores políticos y otros sectores del país que favorecen que las primarias sean cerradas y, segundo, disgustar al presidente de su organización con algo que al final no le vaya a sacar provecho personal. Alguien filtró que fue Medina el de la idea de la consulta a los cinco constitucionalistas, y haber dicho que no quería nada que chocara con la Carta Magna. Eso, si es cierto, es buena señal. Y sobre el costo político de por medio, entró a juego Subero, ex de la Suprema, al advertir que “hay que respetar lo que dice la Constitución”. Y remacha Servio Tulio Castaños, de Finjus, con que “nos exponemos a que con  las primarias abiertas el  sistema de partidos políticos del país se descalabre”, porque la experiencia con ellas es que siempre  terminan con los partidos divididos (¿).

Noticias destacadas