Salud

No se nace homosexual

José Dunker.


Jueves, 05 de Septiembre de 2019

José Dunker.

La controversia sobre si el homosexual nace o se hace, es un caso científicamente cerrado: ¡nadie nace homosexual!

Un equipo de investigadores acaba de publicar en la revista Science (30 Aug 2019) un estudio con ½ millón de participantes de los Estados Unidos, el Reino Unido, y Suiza, utilizando la técnica del Estudio del Genoma Completo (GWAS), sobre la influencia genética en la conducta homosexual. El resultado es que 1/3 de la causalidad es atribuible a los genes, mientras que 2/3 son atribuibles al medio ambiente, lo cual impide predecir la posibilidad de que una persona llegue a ser homosexual. El estudio también revela una correlación entre homosexualidad y trastornos mentales como la depresión, la esquizofrenia, y algunas conductas de riesgo y propensión al abuso de mariguana. Estos datos coinciden con numerosos estudios en los que se habia reportado exceso de trastornos mentales en la población LGBT.

La técnica del Estudio del Genoma Completo (GWAS) se basa en la poligenética, es decir, el estudio de todo el genoma en lugar de solo buscar un gen causal. Esta técnica permitió confirmar centenares de genes actuando como una orquesta para hacer al individuo más vulnerable a a la condición homosexual. Se descartó la participación del locus X28 anteriormente sugerido por Dean Hamer como gen causal de la homosexualidad. El estudio fue reportado a los representantes de la comunidad homosexual quienes expresaron preocupación de que los datos fueran utilizados en “campaña de odio” o para apoyar las “terapias reparativas de la homosexualidad”.

La publicación coincide con una nota de Medscape (Feb 15, 2019) reportando que “tres grupos médicos separados han escrito recientemente a importantes revistas médicas cuestionando el uso de terapia hormonal en niños y adolescentes con disforia de género”. Estos grupos se quejan de que la práctica actual descuide la base científica, y que se hace sin evidencia sólida y sin ensayos clínicos que la respalden, tal como han reclamado entidades incuestionables como la Sociedad de Endocrinología, la Academia Americana de Pediatría, y el Real Hospital Infantil de Melbourne. Antes de esto el doctor Paul McHugh, profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins declaró que “la idea de que la orientación sexual sea una condición biológica innata no se soporta en evidencia científica”, y: “en comparación con la población general la población homosexual tiene un elevado riesgo de padecer condiciones de salud física y mental” (2016).  Esto último coincide con datos del Centro para el Control de Enfermedades (2010) en el sentido de que los gays tienen 44 veces más probabilidad de padecer el SIDA que el resto de la población masculina.

Esta confirmación de que no se nace gay confirma las terapias reparativas, pues en psicología sabemos que lo que se aprende, se desaprende.