República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Política

Se desploma candidatura Gonzalo Castillo

Por: Geraldo Rosario. Cuando la fuerza del estado impuso a Gonzalo Castillo como el representante del Danilismo, algunos “políticos” dieron como un hecho que este seria el candidato oficial del PLD, sustentando tal invento en lo que representa el peso del estado, así como también en mayorías grupales acomodadas, encumbradas en el olimpo económico, no […]




Por: Geraldo Rosario. Cuando la fuerza del estado impuso a Gonzalo Castillo como el representante del Danilismo, algunos “políticos” dieron como un hecho que este seria el candidato oficial del PLD, sustentando tal invento en lo que representa el peso del estado, así como también en mayorías grupales acomodadas, encumbradas en el olimpo económico, no advirtiendo que esas son fuerzas insustanciales en lo que respecta al pueblo y a la aquiescencia social que se necesita para acceder al respaldo popular. Fue entonces cuando se inició el avasallamiento propagandístico más grande que ha existido la historia electoral del país, un valladar de recursos por doquier, principalmente en los medios de comunicación con falsas propagandas de posicionamiento, que buscaban presentar que el elegido, no solo seria obligatorio en el danilismo, sino también que sería impuesto en las primarias del PLD y posteriormente en las elecciones del 2020; ese sector al parecer desconoció la existencia de un pueblo y el sólido liderazgo de Leonel Fernández. Uno de los primeros visionarios políticos del sector danilista, el cual efectivamente vio más allá de la curva, lo fue el embajador e intelectual dominicano Gedeón Santos, quien con una pluma exquisita presentó varios análisis de ensueño, incuestionables y actuales, que trataron sobre lo que sería la aventura reeleccionista de un tercer periodo, así como también, ensayos en los que desgloso el rol de un estadista y los liderazgos dentro del PLD, entre otros interesantísimos planteamientos. No obstante, a esos demoledores artículos del citado intelectual, no hicieron caso y llevaron los intentos reeleccionistas hasta donde no debieron; finalmente todos conocemos la historia, impusieron un personaje anti natura, desoyendo los consejos de su visionario compañero, un político fino, por demás el sustento teórico de la reelección de Danilo Medina en 2016, al parecer al día de hoy sus planteamientos sirven de poco sino son para proyectar al elegido, aunque tenga un 29% de intención del voto, según Asisa. Siendo testigo de la historia, concluimos que Gedeón Santos tuvo absoluta razón en sus planteamientos, no solo por la reelección (3) sino por lo del liderazgo; la caída libre y resbaladiza que viene dando la candidatura en cuestión sumado a la incapacidad siquiera de entablar una conversación real sobre sus pensamientos y proyectos de nación evidencian que Gedeón estaba al punto. Reinaldo Pared fue otro que no se equivocó; por eso sus expresiones “no soy un invento” “no soy un capricho de última hora”. La Hemorragia apenas comienza, la fuerza del pueblo crece y crece, todos conocemos que Jesús Feliz se sumo a la fuerza del pueblo, lo mismo Ingrid de Pared, esposa de Reinaldo, Casimiro Ramos director de intabaco y líder de la provincia Monseñor Nouel ayer mismo se integró, también lo hizo Inocencio García viceministro de economía, con ellos vienen muchos dirigentes más, miles de dominicanos de otras latitudes se suman, y hay muchas razones para ello; el PLD debe preservarse y el liderazgo del Leonel debe de imponerse. Obviamente las próximas encuestas y mediciones reflejaran esta fuga de dirigentes que fortalecen aún más al Dr. Leonel Fernández. Cuando un dirigente político en posición gubernamental decide jugársela e irse en este caso con Leonel Fernández, se conjugan por lo general varios factores: 1. El amor a su partido y su país. 2. La candidatura de su tendencia esta perdida. 3. El liderazgo de Leonel Fernández lo arropa. Danilo debiera de sacar a su pupilo del atolladero en que esta metido y tener una salida honrosa, que no marchite su liderazgo y que solidifique la unidad del PLD, tiene a mano un buen consejero (GS) escúchelo presidente.

Noticias destacadas