20 de octubre del 2021

Política

Señor Presidente Abinader: La solución es el voto obligatorio

Por MIGUEL ESPAILLAT GRULLON Preliminar En nombre y representación de los dominicanos de la diáspora y de los que viven en lar nativo, que quieren un mejor país para todos, la carta más abajo expuesta es el único documento que le entregaremos personalmente a nuestro presidente Luis Abinader en su visita a Nueva York en los […]




Preliminar

En nombre y representación de los dominicanos de la diáspora y de los que viven en lar nativo, que quieren un mejor país para todos, la carta más abajo expuesta es el único documento que le entregaremos personalmente a nuestro presidente Luis Abinader en su visita a Nueva York en los días 17, 18 y 19 del mes en curso. Veamos:

Lic. Luis Abinader Corona,

excelentísimo presidente de la República Dominicana

Estimado señor presidente:

El sistema de votación clientelista vigente en nuestra República Dominica engendra la corrupción rampante en las elecciones presidenciales, municipales y congresuales que hasta ahora, por su accionar y resultados, han sido legendarias y apocalípticas.

Debido a este sistema maligno, tradicionalmente, hasta el día de hoy, quien quiera ocupar una posición en los estamentos referidos, tiene que gastar una millonada.  Esta debilidad de nuestro sistema electoral ha sido aprovechada por el narcotráfico, por los dueños de bancas de apuestas (personeros del bajo mundo y del crimen organizado), y por los empresarios corruptos para patrocinar a la presidencia y vicepresidencia de la República, a los ayuntamientos y al Congreso Nacional, a testaferros que imponen al país sus macabras agendas personales, las cuales, nada tienen que ver con la democracia, el progreso y la paz de nuestra patria.

Señor presidente, por la experiencia de muchos países, está comprobado que esta nefasta práctica clientelista solo es conjurada por el voto obligatorio.

En consecuencia, señor presidente Luis Abinader, le sugiero a usted hacer todo lo posible a su alcance para que su presente periodo gubernamental no finalice sin haber establecido en nuestra Constitución el voto obligatorio.

Este objetivo y su conquista, adjunto al establecimiento de una justicia independiente, los buenos dominicanos residentes en Quisqueya y allende de los mares, la queremos plasmada en la historia como logros de su persona y de nuestro partido, avances estos, que serían trascendentales para la democracia, la paz y el progreso de nuestro amado país.

Con sentimientos de alta consideración y estima, y esperando su contesta,

le despide muy atentamente

Miguel Espaillat Grullón

Ing. agrónomo/abogado/escritor

Noticias destacadas