República Digital - Indotel Anuncio

10 de abril del 2021

Portada

Si este vídeo no te convence sobre la necesidad del distanciamiento para frenar el coronavirus, nada lo hará

En el mes de marzo publicamos una imagen reveladora que nos mostraba cómo las bacterias se adhieren a las manos después de diferentes métodos de lavados. El siguiente vídeo es todavía más revelador y nos muestra la facilidad con la que podemos contaminarnos y propagar una infección a través del contacto. La pieza visual es obra del medio japonés […]




En el mes de marzo publicamos una imagen reveladora que nos mostraba cómo las bacterias se adhieren a las manos después de diferentes métodos de lavados. El siguiente vídeo es todavía más revelador y nos muestra la facilidad con la que podemos contaminarnos y propagar una infección a través del contacto. La pieza visual es obra del medio japonés NHK, quienes trabajaron con expertos en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de St. Marianna, Kawasaki, para preparar una comida tipo buffet para 10 personas. Luego, añadieron un poco de pintura fluorescente en la mano de una persona ‘infectada’ para simular una tos en la mano y dejaron que los participantes departieran en el buffet durante los siguientes 30 minutos. Aparentemente no ocurre nada extraño, pero como vemos una vez que se encienden las luces fluorescentes, casi sin darse cuenta la pintura se había propagado por todas partes, incluso tres participantes terminaron con pintura en la cara, pintura que había comenzado en la mano de uno de los voluntarios.
Spoon & Tamago@Johnny_suputama

NHK conducted an experiment to see how germs spread at a cruise buffet.

They applied fluorescent paint to the hands of 1 person and then had a group of 10 people dine. In 30 min the paint had transferred to every individual and was on the faces of 3.
¿Cómo? El equipo descubrió que las tenazas, las tapas de los platos y el asa de las bebidas eran los principales responsables de la propagación. Una simple demostración de lo más útil que nos muestra lo fácil que los gérmenes se pueden propagar a través del contacto y las superficies contaminadas. Por esta razón no paramos de escuchar el mismo mantra una y otra vez desde las organizaciones de salud. Contener la propagación del coronavirus empieza en cada uno limpiándonos las manos regularmente, evitando tocarnos el rostro y manteniendo la distancia social entre personas. [Science Alert]

Noticias destacadas