República Digital - Indotel Anuncio

14 de abril del 2021

Opinión

Silencio ante los desmanes chavistas

Miguel Guerrero. Solo por curiosidad me pregunto cuál sería la actitud de nuestros senadores y diputados, si en el futuro, sea próximo o lejano, se produjera una situación de calamidad nacional en la que por virtud de un plumazo se cerrara el Congreso o se eliminaran sus atribuciones. El silencio que han observado ante la […]




Miguel Guerrero.

Solo por curiosidad me pregunto cuál sería la actitud de nuestros senadores y diputados, si en el futuro, sea próximo o lejano, se produjera una situación de calamidad nacional en la que por virtud de un plumazo se cerrara el Congreso o se eliminaran sus atribuciones. El silencio que han observado ante la clausura del Parlamento de Venezuela  y las persecuciones contra muchos de sus miembros, es lastimoso. Como ciudadano me aterra la idea que esa falta de solidaridad elemental  frente a sus pares venezolanos se diera  en la sociedad dominicana en el hipotético caso de que un alucinado se hiciera con el poder y tratara de perpetuarse en él  por encima de las instituciones suprimiéndolas.

¿Qué razones tienen para abandonar a sus colegas? ¿Por qué apenas una voz, la del diputado Ito Bisonó, se escuchó sin eco ante este brutal atropello? ¿Qué explicación pueden dar aquellos que alzan a diario sus voces en el Congreso Nacional para protestar por cuanto se les ocurre y guardan silencio ante aquello que sienta el precedente que mañana podría caer sobre sus cabezas? Pudiera explicarse el silencio de los legisladores del partido oficial por el argumento insostenible de preservar la relación con un gobierno, una vez  amigo. ¿Pero y los demás? ¿Por qué también callan? ¿O acaso creen que el derrumbe de la institucionalidad de un país en nuestra propia región  de tanto peso en la comunidad internacional no les concierne? ¿O es su única misión censurar cuanto el gobierno dominicano dice o hace?

Me dolería llegar a creer que esa ausencia de solidaridad  sea el resultado de un respaldo tácito a lo que ocurre en Venezuela. Una incomprensión absoluta de la brutal realidad frente a la cual luchan millones de ciudadanos hastiados de una dictadura grosera y corrupta. Un régimen que ha convertido una  de las naciones más rica en recursos naturales en un patético ejemplo de pobreza y retroceso.

Noticias destacadas