República Digital - Indotel Anuncio

12 de mayo del 2021

Mundiales

Simpatizantes del gobierno de Venezuela irrumpen en el Palacio Legislativo y agreden a diputados de la oposición

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana. Decenas de simpatizantes del gobierno del presidente Nicolás Maduro irrumpieron este miércoles al Palacio Legislativo y agredieron a varios disputados de oposición. Los simpatizantes, vestidos de rojo y armados sobre todo con piedras y palos, entraron a la sede de la Asamblea Nacional […]




Decenas de simpatizantes del gobierno del presidente Nicolás Maduro irrumpieron este miércoles al Palacio Legislativo y agredieron a varios disputados de oposición.

Los simpatizantes, vestidos de rojo y armados sobre todo con piedras y palos, entraron a la sede de la Asamblea Nacional después de haberla tenida rodeada y haber estado lanzando cohetes a los jardines

Según el balance de un diputado opositor, tres legisladores y dos funcionarios resultaron con heridas en la cabeza. En las fotografías y las imágenes de redes sociales se pudo ver a varios sangrando.

El diputado Américo de Grazia fue incluso trasladado en ambulancia a un centro hospitalario.

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora desde las elecciones legislativas de 2015, no es reconocida por el poder Ejecutivo ni el Judicial, que la considera en desacato.

Tras el incidente, el Parlamento celebró este miércoles una sesión especial por el Día de la Independencia en la que aprobó una consulta popular el 16 de julio en contra de la gestión del gobierno y de la Asamblea Constituyente que promueve el presidente Nicolás Maduro.

El 30 de julio, dos semanas después de la consulta de la oposición, se celebra la votación para la selección de los más de 540 miembros que formarán la Constituyente, tachada de fraude por los opositores.

«Secuestrado»

Poco antes de la irrupción en el Parlamento, el vicepresidente Tareck el Aissami había llamado «al pueblo de a pie» a que acudiera a la Asamblea.

El Aissami acusó de traidora a la mayoría opositora en el Legislativo.

«Estamos precisamente en las instalaciones de un Poder del Estado que ha sido secuestrado por la misma oligarquía que traicionó a (Simón) Bolívar y que traicionó a su causa», dijo El Aissami en un acto protocolario ante el acta original de independencia, que reposa en un salón vecino al plenario donde sesiona la Asamblea.

El Aissami estuvo en el acto con otros miembros del Ejecutivo y con muchos simpatizantes que después salieron del palacio. Desde fuera, junto a la verja, amenazaron con bloquear los accesos y dejar encerrados a los parlamentarios que iban a participar en la sesión.

Tras lanzar varios cohetes irrumpieron al Palacio y se enfrentaron con algunos diputados.

«Entraron armados, haciendo tiros, entraron con piedras, entraron con palos, atracaron a una cantidad de personas», dijo a periodistas el diputado opositor Tomás Guanipa.

Además de ver los golpes, en los videos de medios locales se escuchan las detonaciones y cómo agentes de la Guardia Nacional terminan por expulsar del recinto a los asaltantes.

Un hecho similar se produjo ya el 23 de octubre del año pasado.

Pero ahora el incidente, que está siendo ya investigado por la Fiscalía, se repite en medio de un clima de tensión y polarización con más de tres meses de protestas contra el gobierno que han dejado ya 90 muertos.

Las protestas comenzaron tras dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que le quitaban poderes a la Asamblea Nacional.

La oposición acusa al gobierno de haberse convertido en una dictadura, mientras que el oficialismo denuncia que sus rivales están promoviendo un golpe de Estado y una intervención extranjera.

Todo ello en un contexto de crisis económica con una inflación de tres dígitos y escasez de alimentos y medicinas y productos básicos.

A la misma hora del incidente, el presidente Maduro presidía a pocos kilómetros el desfile militar por el Día de la Independencia.

Antes de finalizar el desfile, en una alocución, se refirió al caso.

«Han ocurrido hechos extraños en el Palacio Legislativo, siempre hay hechos extraños donde está la oposición. Ha habido hechos de riña y violencia», dijo el presidente.

«Condeno absolutamente estos hechos. Nunca voy a ser cómplice de ningún hecho de violencia y he ordenado que se haga una investigación y que se haga justicia», dijo ante los poderes militares, a los que instó como es costumbre a luchar contra el imperialismo y la oligarquía.

El desfile fue una manera de homenajear la llamada unión «cívico-militar» que promueve el gobierno. La oposición condena la impunidad con la que actúan grupos armados de civiles afines al chavismo y que reciben el nombre de «colectivos». Varios líderes opositores como Henrique Capriles, doble candidato presidencial, los considera «paramilitares».

Dentro de un mes se instalará la Asamblea Constituyente, que sesionará en el mismo edificio que la Asamblea Nacional.

Noticias destacadas