República Digital - Indotel Anuncio

13 de abril del 2021

Política

Soga y soga

Orlando Gil. orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice Luis abinader le suelta soga y soga a Leonel Fernández y los que están en las gradas no entienden el rodeo. Si es para más adelante,  lazo al cuello, ahorcarlo, o existe la posibilidad de que se tense la cuerda y encabrite el caballo. En lo que se descubre el juego, esas […]




Orlando Gil.
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice
Luis abinader le suelta soga y soga a Leonel Fernández y los que están en las gradas no entienden el rodeo. Si es para más adelante,  lazo al cuello, ahorcarlo, o existe la posibilidad de que se tense la cuerda y encabrite el caballo. En lo que se descubre el juego, esas señales de pitcher-cátcher que no pueden captarse suficientemente, pautan el escenario político. Ni Abinader ni Fernández han dado todo lo que pueden dar juntos, y la cuestión va de celos y recelos. Celos de los perremeístas que se sienten peones y recelos de los peledeístas que ven como coronan al Rey Momo. Todas esas maniobras serán posibles por un buen rato, pues el 2024 está lejos, aunque existen muchas formas de acercarlo. Los expedientes que prepara la Procuraduría serán monorrieles y habrá que ver como se mueven, pues una cosa es denunciar, otra calificar el delito y someter a los tribunales, y la más difícil: el desempeño de los jueces. ¿Cuál será la dinámica, se querrán juicios rápidos o lentos? Si Odebrecht es la vara, la medida no será exacta. Suero de miel de abejas. Además, consta la experiencia, aunque segunda partes nunca fueron iguales. Los peledeístas que cogieron cárcel se recuperaron y fueron de nuevo gobierno. Así que no están a la vista todas las fichas ni la mejor carne en el asadero, y el carbón podría escasear o echar más humo de la cuenta. Como la leña verde que –entre sus efectos– hace llorar. Se conoce lo de Abinader a Fernández, pero no lo de Fernández a Abinader, y entre extraños compañeros de cama ocurren situaciones de burla. Como el amante chusco que después de una noche bregada se despide de la útil durmiente con un “te dejé en la mesita para el pollo”, colocando algunos granos de maíz. Los muy enterados dicen que se estarían pagando deudas de las elecciones, pero otros, igual conocedores, piensan en adelantos, en  acreencias futuras que se harán difíciles de saldar o cobrar. Entretanto, soga y soga…

Noticias destacadas