República Digital - Indotel Anuncio

18 de mayo del 2021

Política

Solo percepción

Orlando Gil. Lo digo a manera de chiste y me lo celebran: Tengo la mejor encuesta, pero la daré a conocer el 6 de octubre en la nochecita. Mis números serán los que de la Junta Central Electoral en un boletín o en sus boletines de la jornada. Entonces se sabrá la cantidad de votos […]




Orlando Gil.

Lo digo a manera de chiste y me lo celebran: Tengo la mejor encuesta, pero la daré a conocer el 6 de octubre en la nochecita.

Mis números serán los que de la Junta Central Electoral en un boletín o en sus boletines de la jornada. Entonces se sabrá la cantidad de votos emitidos y los porcentajes alcanzados.

Y vale lo mismo para Leonel Fernández y Gonzalo Castillo que para Hipólito Mejía y Luis Abinader. Las primarias abiertas no serán iguales que las cerradas, en funcionamiento, pero sí en lo que tiene que ver con el propósito final.

La de seleccionar un candidato.

¿Por qué esperar el domingo 6 de octubre si las encuestas me adelantan un ganador en cada entrega? ¿Cómo confiar en la Junta Central Electoral y no en las mediciones de firmas acreditadas?

El escepticismo es el mejor ánimo en determinadas circunstancias, y una es la prueba del PLD y del PRM el próximo mes.

Esto es, casi ya.

El sector de Danilo Medina resolvió el problema de las muchas precandidaturas mediante el procedimiento que consideraron más apropiado de realizar cuatro encuestas. Ganó Gonzalo Castillo, y finalizó el evento.

Ahora los parciales de Leonel Fernández intentan hacer leña de uno de los árboles caídos y se burlan de Francisco Domínguez Brito.

Dicen que se dejó engañar. Incluso lo atribuyen a una firma que no participó en el escrutinio y que quieren descalificar.

Si las mediciones de los precandidatos no fueron un ejercicio de verdad ¿cómo es que las que favorecen a Fernández son versículos de la Biblia?

Los manuales de marketing político enseñan que cuando las encuestas no favorecen una causa, esa causa debe defenderse contaminando el método.

Eso es lo que está ocurriendo, que no todo el mundo entiende, pero que obliga a poner distancia. A esperar que se consuman los hechos, y que el elector no exprese intención, sino que realmente deposite el voto.

Que ni engañe ni se deje engañar. Que la percepción no pase de tercera y nunca se robe el home.

Noticias destacadas