Steven Spielberg, tras los tres premios que se llevó Roma, está decidido a que las películas de Netflix no compitan por los Oscar y planteó discutir el tema en la Junta de Gobernadores de la Academia, en abril. "Steven cree fuertemente en las diferencias entre el streaming y el cine. Él estaría muy feliz si otros cineastas se unan a esta campaña cuando sea el momento. Veremos qué pasa", dijo un vocero de Amblin, la productora del director de Jaws. El realizador propone un cambio en los requisitos de postulación que afectaría los intereses de Netflix y de otros servicios de streaming. Actualmente para que una película sea elegible a los Oscar es necesario se proyecte en cines de Nueva York y Los Ángeles durante al menos una semana. Si el periodo mínimo de proyección se amplía, muchos largometrajes (principalmente producciones con menor presupuesto y de habla extranjera) se verán perjudicados y no solo las grandes compañías de streaming. Además, los detractores acusan a Netflix de no respetar la ventana de 90 días entre el estreno en cines y la televisión. "Está aumentando la sensación de que si Netflix se va a comportar como un estudio, debe haber una especie de estándar. Las reglas se hicieron cuando nadie podía imaginar este presente o futuro. Necesitamos un poco de claridad", dijo a IndieWire un miembro de la Junta de Gobernadores de la Academia. Netflix, en tanto, a través de un tuit y sin mencionar a Spielberg, respondió a la polémica. “Amamos el cine. Aquí algunas otras cosas que también amamos: acceso a gente no que no puede costear una ida al cine o vive en un pueblo donde no hay; que todos, en cualquier lugar disfruten al mismo tiempo; darles a los cineastas más vías de compartir su arte”, enumeró. “Estas cosas no son mutuamente excluyentes”, cerró.
Netflix Film @NetflixFilm

We love cinema. Here are some things we also love: -Access for people who can't always afford, or live in towns without, theaters -Letting everyone, everywhere enjoy releases at the same time -Giving filmmakers more ways to share art