República Digital - Indotel Anuncio

19 de abril del 2021

Opinión

Su reto

César Duvernay. Al margen de las necesarias transformaciones, profilaxis administrativas y revisión del personal que necesita la institución, el principal reto que tiene el nuevo director de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Alcántara, es el de poner a raya la delincuencia que acogota a la sociedad dominicana. El punto nodal del general […]




César Duvernay.
Al margen de las necesarias transformaciones, profilaxis administrativas y revisión del personal que necesita la institución, el principal reto que tiene el nuevo director de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Alcántara, es el de poner a raya la delincuencia que acogota a la sociedad dominicana.
El punto nodal del general Bautista Alcántara, ingeniero y abogado de gran experiencia en las lides policiales, y considerado como un oficial de la línea dura, debe ser recuperar la confianza en la gente que se lamenta de que las calles ya no son seguras. Situación que pese al calificativo de “percepción” y que con explicaciones estadísticas ha pretendido justificar alguna parte del funcionariado, se hace grave y latente toda vez que los antisociales no respetan día, hora, lugares ni zonas para cometer sus fechorías. Tampoco les importa quienes sean sus víctimas, si están o no armadas (muy por el contrario) ni si hay cámaras de vigilancia. Una irreverente y desafiante postura que ha matado a más de una docena de efectivos entre policiales y militares en lo que va de año quienes han sido despojados de sus armas en medio del pavor colectivo que reclama  acciones más directas contra, más que el flagelo, a la declaratoria de guerra que los criminales han hecho con sus macabras acciones. El cuadro es tan preocupante que no bien se había terminado de juramentar Bautista cuando en Bonao mataban y atracaban a un comerciarte y justo ayer un capitán policial y su padre fueron muertos en un asalto a un colmado donde también resultó herido un hermano de éste.
El tema delincuencia es difícil ya que su carácter multifactorial reclama de soluciones multisectoriales donde sin la conjunción de los elementos justicia, legislativo, social y presupuestario la labor puramente coercitiva sería insuficiente... pero mientras tanto algo hay que hacer y rápido. Así las cosas, el nuevo incumbente debe aplicar mano dura contra una espiral delictiva que a veces en complicidad con los propios policías,  ha puesto en vilo a una ciudadanía cansada de escuchar promesas y ver operativos con mas tufo a parches momentáneos que a soluciones autosostenibles.

Noticias destacadas