República Digital - Indotel Anuncio

11 de abril del 2021

Opinión

Sven Loven y la “cultura taina”

Marcio Veloz Maggiolo. Tainos, nombre con el que muchos denominan la población precolombina de las islas antillanas y en especial la de la isla de Santo Domingo, es un invento del etnólogo sueco Sven Loven, quien intentó hacer una especie de compendio de lo que arqueólogos y cronistas habían escrito sobre las islas del Caribe […]




Marcio Veloz Maggiolo.
Tainos, nombre con el que muchos denominan la población precolombina de las islas antillanas y en especial la de la isla de Santo Domingo, es un invento del etnólogo sueco Sven Loven, quien intentó hacer una especie de compendio de lo que arqueólogos y cronistas habían escrito sobre las islas del Caribe antes de la colonización. Debido a esta denominación poco certera, y a que la misma era abarcadora pero no definitoria, el concepto “taino”, alcanzó popularidad, y aun más, cuando Loven títuló su libro, publicado por el Museo de Goteburgo “The tainian culture” El autor escogió el nombre de “taino”, de la carta del médico de la armada de Colon quien afirma que durante el Segundo Viaje los indios de las islas de Guadalupe y Martinica, gritaban a los invasores la palabra “taino”, la que podría traducirse en relación con ellos mismos como “gente buena”,” hombres nobles”, carta de presentación para el extranjero que llegaba y al que recibían de modo pacífico, miedosos y sorprendidos por el poder que los europeos mostraban. ¡ Pero acontece que en esa designación, todavía en momentos en los que no había lugar para considerar una unificación de las culturas, ni datos que confirmaran la misma, Loven incluiría como unitarias expresiones culturales diversas y algunas librescas, confirmadas y variadas luego por arqueólogos de la Universidad de Yale, como Irving Rouse y Cornelius Osgood, quienes habrían de consolidar la idea de una clasificación científica de los hallazgos realizados en Cuba y Venezuela por diversos investigadores locales quienes junto a algunos extranjeros que daban cuentas de diferentes manifestaciones, como Mark Harrington, los que apuntaban certeras expresiones demostrativas de que los antillanos revelaban ser culturas diversas y que los cambios eran el factor se señalaban en sus instrumentos y en el uso de la alfarería, y en indicativos de los modos de vida, unos con su base en la recolección y otros en la alfarería. Pero la mayoría de los autores hasta entrados los años 30 del siglo pasado, llamaron “taina” a las culturas prehispánicas antillanas, y siguiendo el modelo norteamericano, dieron nombres locales a las expresiones arqueológicas y consideraron las culturas según el instrumental, y la decoración para los artefactos. La etnografía o el estudio de las crónicas y la presencia sudamericana de modos de vida ayudaron a pensar que hubo grupos de recolectores tempranos y de sociedades mas avanzadas con la presencia de agricultores que fueron quedando con el nombre de tainos según el uso dado por Loven.

Noticias destacadas