Tecnología

De liderar un imperio a ser vigilada 24/7, así ha cambiado la vida de la heredera de Huawei

Su vida parecía perfecta, no solo era madre de cuatro hijos, sino que estaba a la cabeza de un gigante tecnológico como directora financiera de la multimillonaria empresa de la que es heredera, Huawei; así era la vida de Meng Wanzhou, quien nunca imaginó que todo se le iría de las manos.


Miercoles, 02 de Octubre de 2019

Su vida parecía perfecta, no solo era madre de cuatro hijos, sino que estaba a la cabeza de un gigante tecnológico como directora financiera de la multimillonaria empresa de la que es heredera, Huawei; así era la vida de Meng Wanzhou, quien nunca imaginó que todo se le iría de las manos. Su vida dio un giro de 180° cuando en diciembre pasado fue detenida en Vancouver, Canadá, al haber sido acusada de 13 cargos diferentes por conspiración y fraude en contra de Estados Unidos, pues se apunta a que fue en contra de las sanciones de Washington a Irán. Desde entonces, las cosas han sido muy diferentes, pues no tiene permitido abandonar la ciudad de British Columbia y es vigilada 24/7 a través de una tobillera de geolocalización.

Aunque esto podría parecer terrible, la realidad es que la tobillera fue sugerencia de sus abogados, quienes se encuentran trabajando para evitar que sea extraditada a Estados Unidos, literalmente, ganándole tiempo al tiempo. El objeto de geolocalización se ha vuelto parte de su vida y en últimos días se le ha visto mostrarlo sin ningún empacho, llevando faldas y vestidos que lo muestran a la perfección. Eso sí, esta tobillera no fue la única petición del juez, además de depositar una fianza millonaria, debe pagar de su bolsillo vigilancia las 24 horas y no puede dejar los límites de la ciudad canadiense.

Meng Wanzhou

© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines Meng Wanzhou

Como si eso no pareciera suficiente, Meng lucha dos procesos distintos, el primero en su contra y el segundo, uno que interpuso contra las autoridades canadienses pues apuntan a que se violaron sus derechos constitucionales al arrestarla y es que sus abogados aseguran que al interrogarla no le explicaron la verdadera razón de su detención sino hasta tres horas después.

Su caso ha llamado poderosamente la atención del gobierno chino, que tras esta detención, capturó a dos ciudadanos canadienses, acusándolos de espionaje. También se han cancelado las importaciones de canola y carne de puerco provenientes de Canadá, por supuesto, sin ligar esta decisión al caso de manera formal. Al final de cuentas, medios internacionales apuntan a que éste es un conflicto entre Estados Unidos y China, poniendo a Canadá en medio.

Meng vivió en Canadá durante su juventud y aunque desde 2009 no tiene permiso de residencia, mantiene dos casas en Vancouver. Su padre, aunque no es muy asiduo a dar entrevistas, comentó a Business Insider el año pasado que está convencido de la inocencia de su hija y que aunque tomará tiempo, sabe que al final tendrán la razón.

De momento, será decisión del juez si Meng es extraditada a Estados Unidos o si se le concede la libertad.