Tecnología

Huawei vendió más 200 millones de teléfonos este año (Foto)

Beijing.


Miercoles, 23 de Octubre de 2019

Beijing.
El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei informó hoy que vendió más 200 millones de teléfonos inteligentes desde comienzos de este año, justo en medio de un recrudecimiento de las barreras levantadas a sus operaciones internacionales.

 

He Gang, directivo de la línea de producción de los llamados smartphones, dijo a periodistas que la empresa consiguió la cifra dos meses antes que en 2018. 

En parte atribuyó el suceso al reciente lanzamiento de varios modelos capaces de soportar la red 5G, la de mayor velocidad de conexión y actualmente en el mercado para su uso comercial.

Según He, el primer móvil flexible de la marca, el Mate X, debe estar a la venta el próximo 15 de noviembre y desde esta jornada ya comenzaron a recibir pedidos para su distribución, principalmente a nivel nacional.

El celular costará 16 mil 999 yuanes (dos mil 403 dólares), fue revelado en febrero último y los planes de comercialización internacional aun están bajo revisión.

Huawei programó inicialmente la salida del Mate X para junio pasado, pero lo aplazó primero hasta septiembre para someterlo a nuevas pruebas que garanticen su estabilidad, pues el similar de Samsung -Galaxy Fold- tuvo problemas.

En esa ocasión se explicó que se necesitaban ensayos extras para ajustar bien la estructura dúctil y optimizar la adaptación de las distintas aplicaciones.

La firma este año aumentó a 610 mil 800 millones de yuanes (86 mil 200 millones de dólares) el ingreso a sus arcas principalmente por las ventas globales de teléfonos inteligentes y registró así un incremento interanual de 24,4 por ciento.

Además, firmó más de 60 contratos internacionales para la comercialización de la red 5G y exportó cerca de 400 mil estaciones bases que se encargarán de soportar el despliegue de la revolucionaria tecnología de la comunicación.

Huawei logró esos resultados en medio de crecientes trabas para operar en Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Nueva Zelanda bajo el supuesto argumento de que amenaza la seguridad nacional, comete espionaje o roba secretos oficiales.

En medio de ese escenario, su directora financiera, Meng Wanzhou, fue arrestada el 1 de diciembre pasado en Canadá y la Casa Blanca incluyó a la corporación en una lista negra que limita el acceso al sistema Android, aplicaciones y servicios de Google.

Aparte de negar los señalamientos, la compañía indicó en enero que destinará 100 mil millones de dólares en el próximo lustro a más investigaciones, desarrollo y la modernización de su sistema y equipos para convertirlos en los más eficientes del mundo.

De conjunto, se echó a andar un plan alternativo que incluye recurrir a la local HiSilicon para acceder a microchips y activar el propio sistema operativo denominado HongMeng OS, con perspectivas de mejorar gradualmente hasta hacerse un competidor fuerte.

También se alista el Ark Compiler, con potencial para soportar su versión Android mod EMUI y lograr el buen desempeño de las distintas apps; y está en marcha el reclutamiento de talentos a fin de acelerar la innovación y el desarrollo de la inteligencia artificial, chips y nuevos modelos de smartphones con el HongMeng OS incluido.